06:58
22/12/12

Isauro Rionda Arreguín, in memoriam 3/4

Isauro Rionda Arreguín se recibió de la licenciatura en Derecho el 13 de octubre de 1962, por la Universidad de Guanajuato, para de inmediato ser nombrado Juez Municipal en materia civil en la ciudad de León, posición que ocupó dos años, para después hacerse cargo de la agencia del ministerio público de Guanajuato capital hasta 1967.
Isauro Rionda Arreguín, in memoriam 3/4

Isauro Rionda Arreguín se recibió de la licenciatura en Derecho el 13 de octubre de 1962, por la Universidad de Guanajuato, para de inmediato ser nombrado Juez Municipal en materia civil en la ciudad de León, posición que ocupó dos años, para después hacerse cargo de la agencia del ministerio público de Guanajuato capital hasta 1967. Entre 1968 y 1970 fue subjefe del Departamento de Servicios Legales del Gobierno del Estado y luego secretario particular del Secretario General de Gobierno, don Ernesto Gallardo Sánchez.

Esos años fueron los únicos que realmente dedicó al ejercicio del derecho, oficio que le abrió las puertas al estudio de las humanidades y las artes. A pesar de su probada capacidad como abogado, en él palpitó con mayor vigor el amor a la cultura y el ejercicio del intelecto. Por ello aceptó la invitación del maestro José Chávez Morado a unírsele en la labor de reconvertir la vieja prisión de Granaditas en el nuevo museo histórico-artístico de la Alhóndiga, del que fue subdirector. También fue subjefe del Departamento de Acción Cívica, Social, Cultural y Deportiva del Gobierno del Estado de Guanajuato.

Fue entonces que Isauro apoyaría el espléndido montaje teatral-musical-escenográfico denominado “Cantata a Hidalgo”, con texto de Emilio Carballido y dirección de Enrique Ruelas. Esta representación aprovechó como escenario la recién remodelada explanada de la Alhóndiga para confirmar la creciente vocación de la ciudad de Guanajuato como espacio propicio para el arte y la cultura.

Su vocación humanística se vio definida con claridad cuando fue nombrado jefe del Departamento de Acción Social y Cultural de la Universidad de Guanajuato, cargo que desempeñó entre 1970 y 1973, durante los rectorados de Manuel Fernández Mendoza y Enrique Cardona Arizmendi. Desde esa posición le tocó coordinar el Primer Coloquio Nacional Cervantino, desarrollado de abril a septiembre de 1972, y poco después participar representando a la Universidad en la organización del Primer Festival Internacional Cervantino en octubre de ese mismo año.

En 1973 un cercano compañero de generación llegó a la gubernatura del estado: el licenciado Luis Humberto Ducoing Gamba. Éste lo invitó a hacerse cargo de la política cultural de su gobierno. Como director general de la Dirección de Cultura Popular del Gobierno del Estado de Guanajuato de 1973 a 1977, el maestro Rionda coordinó los esfuerzos de un amplio equipo de trabajo que impulsó la creación artística y la promoción cultural haciéndola llegar, como nunca antes, directamente a los municipios y las comunidades, en particular las menos favorecidas. Docenas de grupos e intérpretes individuales recorrieron el estado poniendo en contacto a la población llana con expresiones no solamente provenientes de la cultura sofisticada y de altos vuelos, sino también con las ricas expresiones de la cultura popular mexicana y guanajuatense, como una estrategia de reforzamiento de la identidad por medio del desarrollo de la sensibilidad.

Varios montajes teatrales-operísticos producidos por esa dirección inauguraron o clausuraron el segundo, tercer y cuarto festivales internacionales cervantinos: “La Ilustre Fregona” de Miguel de Cervantes, “El Cerco de Numancia” también de Cervantes, con adaptación de Emilio Carballido, y “Bodas de Sangre” de Federico García Lorca. El Grupo de Artes Escénicas, bajo la dirección de Carlos Gaona y luego de Gastón Melo, llevó teatro y danza a todos los municipios de la entidad e incluso a otros estados del país. En ese espacio se consolidaron actores como los Echánove (Josefina, Alonso y Peggy), Teresa Valenzuela, Héctor Soto y otros, hoy muy reconocidos.

En 1977 se trasladó a España a realizar estudios de Doctorado en Historia de Hispanoamérica en la Universidad de Sevilla. Hizo investigación en los archivos de Indias, de Simancas y otros, haciéndose de un amplio acervo documental que pudo aprovechar parcialmente en sus pesquisas sobre el periodo colonial e independentista de nuestro país.

A su regreso a Guanajuato en 1978, se hizo cargo del Archivo General del Estado, que entonces era un simple depósito de papeles, una bodega desorganizada y  de poco interés para el gobierno de la entidad. Comenzó así una larga lucha por dignificar este espacio documental y convertirlo en un acervo aprovechable para los investigadores de la historia regional. En 1982 recibió el título de maestro en Historia por la UG con la tesis “La mina de San Juan de Rayas. 1670-1727.” Esto consolidó su vocación historiográfica, que determinó el resto de su vida.

Culminaré esta semblanza en la siguiente colaboración

 ________________________________

*Antropólogo social. Profesor investigador de la Universidad de Guanajuato, Campus León. [email protected] – www.luis.rionda.net - rionda.blogspot.com – Twitter: @riondal