César Zamora
16:00
12/03/15

¿Cisma priista en puerta para Silao?

La corrosión interna por la vía del rumor persistente, y la disipación en volutas de versiones extraoficiales, generaron un gran debate sobre la naturaleza multipolar que está adquiriendo el sistema priista en Silao

¿Cisma priista en puerta para Silao?

Tras dos semanas de incertidumbre, las especulaciones cesaron o por lo menos disminuyeron. Santiago García López, dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, rechazó que se estuviera fraguando un pacto político en la Ciudad de México para sustituir al candidato electo en el municipio de Silao.

—Bajo ninguna circunstancia, porque hay un impedimento ya legal, se puede sustituir al candidato —dijo apresuradamente, como si alguien lo esperase allá afuera.

—Quiero decirles —respiró hondo—: Leonel Mata será el candidato que saldrá con la playera del PRI y contará con el aval del Comité Ejecutivo Nacional y del Comité Directivo Estatal. Y primeramente buscamos que haya coincidencias.

Leonel sintió una sensación de alivio (un alivio momentáneo, porque ahora afrontará otro dilema: cómo conformar la planilla y cuál será su eje discursivo, tanto para cohesionar al partido que recién lo arropó como para persuadir a la sociedad silaoense).

García López ya lo estaba presentando como el candidato a Presidente Municipal de Silao por el PRI y eso significaba una mayor disminución del estrés.

En un bodegón de la calle Pescador, a unos cien metros del distribuidor vial Silao–Romita, se llevó a cabo la presentación exprés del abanderado priista. 11 de marzo, un cielo plomizo. Menos de 20 minutos para dar el anuncio ante unas 15 personas.

Entre los actores identificables sólo estaban Víctor Manuel Nila —quien supuestamente tendría que ser el aspirante a la primera regiduría en la planilla tricolor—, el ex contralor Gustavo Mendoza Calderón y el ex auxiliar de la Contraloría, Johnny Valdovino. Viendo para todos lados, el joven Nila se mordía los labios, se acomodaba el cabello. Por el traje, Johnny parecía ser el candidato.

En los últimos 14 días, el orden intrapartidario experimentó profundas transformaciones en un ambiente de creciente enrarecimiento, de insondable incertidumbre sobre el derrotero electoral. La rumorología —el arte de los falsos testimonios— y la fusión de seis grupos en contra de una presumible determinación cupular, modificaron los parámetros de la discusión intrapartidista, lo que le dio una nueva dimensión a cuestiones disímbolas entre sí, tales como:

  1. Qué características se tomarán en cuenta para conformar la planilla;
  2. Qué rol asumirá el actual presidente municipal (Enrique Solís);
  3. Qué habrá de hacerse para impedir que la inconformidad de los seis grupos no se traduzca en deserciones o una conspiración a ultranza contra el candidato electo;
  4. Qué hará Leonel Mata como actor mediático para reunificar al priismo atomizado; y
  5. Qué razones siguen flotando en el ambiente para pensar en una «pieza de sacrificio» que el partido tricolor ofrenda a la oposición de manera transaccional.

La postergación del pronunciamiento oficial hizo más evidente el anquilosamiento de los órganos internos que fueron institucionalizados para hacer frente a los nuevos retos. ¿Qué serie de iniciativas, decisiones y acciones se ha formulado, a posteriori, para buscar la resolución de situaciones internamente problemáticas? ¿Sólo un discurso al vapor? ¿Sólo el decir aún, y a pesar de todo, sigo siendo el presidente del Comité Directivo Estatal? ¿Sólo el sentido común?

—Quiero informarles a los sectores y a las organizaciones que ya está plenamente confirmada y validada la postulación de Leonel Mata como candidato del PRI a la Presidencia Municipal de Silao —dijo García López, así como muy calmado.

La corrosión interna por la vía del rumor persistente y la disipación en volutas de versiones extraoficiales, fueron fenómenos que generaron un gran debate sobre la naturaleza multipolar que está adquiriendo el sistema priista en Silao, otrora unipolar, monolítico y sin fisuras. ¿Cuáles serán, entonces, los instrumentos de intervención política que utilizará el dirigente estatal para frenar la oxidación del PRI en Silao? Por lo pronto, ya dio un primer paso: designó al profesor Horacio Ponce López como delegado del Comité Directivo Estatal (CDE) en Silao para oxigenar organizaciones, sectores y movimientos. ¿O acaso el PRI en Silao tiene un carácter bipolarizado? ¿Los que siguen a Leonel Mata y los que están en contra de su postulación o los que acatarán las instrucciones de Santiago García López y los que se negarán a dar el brazo a torcer?

Sin duda, se ha hecho patente la resistencia de los grupos recalcitrantes a cambios en el statu quo, a menudo manifestada en la importancia del respeto a la filiación auténtica —y añeja— cuando se trata de situaciones de conflicto político interno. Por este «sentido original» de pertenencia, se negaba que la «adopción» de Leonel Mata como candidato fuera la decisión más racional, y sobrevino un torrente de rumores que ha fragilizado al PRI en términos electorales. Dicho en otras palabras, la raíz filopanista de Leonel y su paso fugaz por el Partido Verde hirieron el corazón de los autodenominados «Auténticos Priistas», empero no debemos olvidar que muchos de ellos emigraron al Partido Nueva Alianza (PANAL) en el 2009, cuando el Revolucionario Institucional hizo mancuerna con el casi exánime PRD, propulsando al autoproclamado “ahijado” de Elías Villegas, Gerardo Valdovino.

En el PRI coexisten siete grupos compactos, cada uno bajo la batuta de un personaje fácilmente ubicable, a saber:

  1. Severiano Pérez (notario público, ex presidente municipal).
  2. Juan Miguel Valencia (ex dirigente municipal del PRI y regidor en el Ayuntamiento 2012–2015).
  3. Gustavo Carpio (ex presidente del Comité Directivo Municipal).
  4. Enrique Solís (notario público, actual presidente municipal de Silao).
  5. Alfredo Mosqueda (ex presidente municipal).
  6. Jesús Aguilar (ex regidor).
  7. José Luis Rodríguez, “El Puma” (ex regidor).

Según se sabe, seis grupos, a excepción del comandado por “El Puma”, están en contra de la candidatura de Leonel Mata. Sin embargo, Santiago García López aseguró que en el PRI “existe la capacidad profesional y la madurez política para dirimir diferencias”.

—Le hago un llamado a la militancia a que en medio de los procesos internos que vivimos busquemos un punto de equilibrio para que vayamos todos en unidad —dijo el dirigente estatal, dejando resbalar las palabras a pausas, como esferitas de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública.

A mediados de febrero empezaron a brotar especulaciones por doquier. El «tercero en discordia» se volvió famoso en 14 días.

A través de redes sociales y teléfonos descompuestos, en las sesiones del «Club de La Llave» y las tertulias burocráticas, se barajaron, por lo menos, cinco nombres para sustituir a Leonel Mata, ex delegado del Registro Agrario Nacional en el Estado de Guanajuato:

  1. Álvaro Caballero (secretario particular del alcalde Enrique Solís).
  2. Jesús Valadez (líder del gremio de transportistas).
  3. Ignacio Cervantes Sabanero (médico de profesión).
  4. Javier Chávez (hotelero y quien presuntamente recibió la invitación directa de Emilio Álvarez Serrato).
  5. Israel Almaguer Medel (actual titular de la Dirección Municipal de Desarrollo Social).

Juan Gerardo Vallejo, quien perdió en la contienda doméstica frente a Leonel Mata, se mantuvo al margen lo más que pudo, sin embargo, la obstinación de los seis grupos «antileonelistas» lo llevó a estar siempre en el centro del debate. Presuntamente, el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) le propuso tomar la primera posición de la planilla, pero Vallejo se inclinaría más por una defensa individual de sus convicciones.

—Quiero decirles que Silao, al igual que los 46 municipios que conforman el estado, se vio inmerso en un proceso electoral interno, un proceso electoral que en todo momento estuvo apegado estrictamente al ordenamiento estatutario que rige la vida del partido —dijo el presidente estatal del PRI, quien aún está deshojando la margarita en cuanto a si va o no por una diputación local plurinominal.

—No he dicho que sí (a la curul por la vía plurinominal). La prioridad número uno es seguir, concluir con la encomienda de llevar las riendas del partido; no lo he determinado todavía, son las especulaciones que se han dado en el ámbito político —agregó García López, volteando hacia todos lados, como si alguien lo esperara.

Mientras toma la decisión, Santiago tiene frente a sí una «bomba de tiempo» en Silao.

—No es ajeno al partido que dentro de las mismas filas haya expresiones políticas que, de alguna manera, no coincidan con los resultados de los procesos internos y fue el caso específico de Silao —señaló.

A un lado del aspirante tricolor, el líder estatal del priismo expuso que “ya es el momento en el que deben concluir todas las diferencias”.

—Nos sumemos todos al proyecto del partido, todas las expresiones coincidentes y las no coincidentes, con el confirmado candidato de nuestro partido —exhortó, aún titubeante.

A todas luces —remarcó Santiago—, vemos que quieren un acuerdo político.

Reacomodándose el saco sobre los hombros, subrayó que no se puede dar un acuerdo político.

—El acuerdo político sólo puede darse antes de entrar en el proceso legal. El proceso legal ha sido agotado, ha sido concluido. El proceso legal está agotado, el Tribunal Electoral resolvió a favor de Leonel Mata —prosiguió.

Y antes de abandonar el bodegón, García López (Juventino Rosas, 1960) reiteró que se haya fraguado un acuerdo político en la ciudad de México con César Camacho Quiroz, dirigente nacional del Revolucionario Institucional.

—Ni el Comité Ejecutivo Nacional ni el Comité Directivo Estatal están en posibilidades de hacer una modificación a lo que ya está confirmado por el Tribunal Electoral. La Comisión de Procesos Internos del CDE confirmó y validó plenamente la postulación de Leonel Mata como candidato a presidente municipal. La Comisión Nacional de Procesos Internos validó nuevamente y, a pesar de ello, continuó la inconformidad de una expresión política de Silao —los seis grupos—, pero el Tribunal Electoral resolvió a favor de Leonel Mata —esgrimió. Utilizó mucha retórica, pero en el fondo no convenció a los disidentes.

Una vez finalizado el speech de Santiago, Leonel tomó la palabra:

—Vivimos un ejercicio democrático que hace constar que vamos a estar integrados, que vamos a trabajar. Aquí todos cabemos, todos podemos trabajar.

Antes de que lo interrumpieran los aplausos, hizo una pausa y dijo de forma expresa:

—Estamos en la mejor apertura para seguir adelante por un mejor Silao.

Los seguidores de Leonel ya posaban para las fotos de la prensa, formando una “L” con el índice y el pulgar.

Mostrando la constancia otorgada por la Comisión Estatal de Procesos Internos, Santiago volvió a pedir la voz para pedir a los medios:

—Les rogaría que se eviten las especulaciones, porque no hay forma legal para hacer un cambio. Ya les dije: ni el Comité Ejecutivo Nacional ni el Comité Directivo Estatal están en posibilidades de hacer una modificación.

Y decidió reforzar el mensaje:

—Esto (la constancia) nos da la certeza de que vamos a trabajar como un mejor equipo —trastabilló—. Buscarnos primero que haya coincidencia. Coincidir buscar una manera de reorganizarnos.

Enseguida, el egresado de la Universidad Lasallista Benavente (Santiago) presentó al profesor Horacio Ponce López —de la Escuela Normal Rural “Gabriel Ramos Millán”— como delegado del CDE en Silao.

—El profesor se hará cargo de la política interna del partido —explicitó.

—¿Y qué tipo de actividades va a desempeñar? —le preguntó Karla Silva al nuevo delegado.

—Todas las de tipo político —respondió parsimonioso.

¿Qué medidas adoptará, entonces, el nuevo delegado para sofocar el fuego interno que amenaza con incinerar las esperanzas de preservar la alcaldía? ¿Sabrá que muchos se han grillado por ella? ¿Tendrá conciencia plena de que la “grillería” en Silao no es cualquier cosa, y que el restablecimiento de la concordia entre varias partes enemistadas implicará muchos desvelos? ¿Cuánto empeño le invertirá? ¿Hallará un campo yermo o sabrá fertilizar conciencias con un buen discurso persuasivo? ¿Podrá evitar el cisma que se avizora a la vuelta de la esquina o quedará agotado en el intento?

Mientras vamos rastreando las respuestas, Leonel Mata es el candidato del PRI a la presidencia municipal de Silao.

Comentarios