Disfrutes Cotidianos • Música cervantina [II] • Fernando Cuevas

Apuntes sobre algunos de los participantes en el Festival Internacional Cervantino que se celebra en tierras guanajuatenses.
Manasi Prasad
Manasi Prasad
Disfrutes Cotidianos • Música cervantina [II] • Fernando Cuevas

Seguimos revisando algunas de las propuestas sonoras que nos trae la celebración de medio siglo del Festival Internacional Cervantino.

ESPÍRITU DE LA INDIA

Además de ser la directora del museo interactivo Indian MusicExperience y una gran promotora cultural, Manasi Prasad es una de las principales representantes de la música de su tierra, particularmente la de la región sur de la India, a la que se le conoce como carnática, vertiente de reglas estrictas tanto en el solfeo como en la estructura de la composición, que ha ido nutriendo con otros influjos en apariencia contrastantes como la norteña indostaní, aprendida de Voleti Venkateswarulu, una de las grandes figuras que admira y que considera como un referente artístico. Se ha constituido, entonces, como un puente entre las ricas y múltiples expresiones musicales de la India.

En pleno proceso de reconocimiento alrededor del mundo como toda una embajadora de las tradiciones artísticas de su terruño, presentó el evocativo Mira Madhuri (2005), para destaparsecreativamente con varias grabaciones un par de años después, tales como Shree Chamundeshwari (2007), Vaagadheeshwari(2007) con dos prolongados cortes de enfoque litúrgico que transitan de la petición al agradecimiento; Paripalise Gowri(2007) y Ganesha Suprabatham (2007), con todo y agradecidos saludos matinales a la divinidad y Gadyatrayam (2007) en compañía de M. A. Lakshmitatachar. La melodía y el ritmo, en el marco de la raga y la tala, esencia de la música de aquella región, se despliegan en diversas lenguas que abren la percepción de manera recursiva, atrapando sentidos y espíritusen avientes percusivos de carácter plenamente devocional. 

La escucha de Sirigannadadalli Nityanusandhana (2008) yKarunadi Yenna Poreye Lakumi (2009) expande nuestras atmósferas en forma circular, generando una iluminación que alegra el alma. en los que pone de manifiesto su profundo involucramiento en las armonías, rítmicas y letras de la música clásica india. Kanakadharastava & Annapoornashtaka (2009) nos conduce por revelaciones a lo largo de sus nueve cortes,mientras que Sri Krishna Suprabhatam (2011) abre el regocijo frente a la nueva aurora. Después de producir el álbum doble Geetham Madhuram (All Women Music Tribute to M. S.)(2012), en plan de reconocimiento, apareció RamanujaSuprabhatam (2018), contando con la presencia de V. Venkatesha Sharma, seguido por Devi Kruthis (2018).

ALIENTO PERUANO

Con florituras andinas que se insertan en estructuras que van del pop al bolero, la vocalista y compositora Naysha elabora su propuesta musical en forma entretejida con instrumentaciones propias de Latinoamérica, guiadas por el particular sonido agudo de la guitarra de cinco cuerdas. Formó parte del dueto paterno-filial Inti & Killa, para después presentar Naysha(2018) su disco homónimo, entre limpios cantos a la tierra y al amor, con un dejo de bienvenido optimismo para transitar felices por las noches vacías. Incursionó en el rap con Lobo Gris, también colaborando con él y Jonathan Mendoza en Musade corte más tradicional, y ha grabado una buena cantidad de sencillos como Baila, en clave de danza tuntuna; Aitanaji, de orientación ecológica; Dime la verdad y Juntas, en conjunto con Illari Arbe.

ENTRE MOZAMBIQUE Y PORTUGAL

Selma Uamusse (1981) se mudó a tierras portuguesas de pequeña desde su natal Mozambique. Tras realizar estudios en el Hot Clube de Portugal, conformó los grupos Souldivers y Selma Uamusse Nu Jazz Ensemble, además de rendirle homenaje a una de sus grandes referencias a través del Tributo a Nina Simone y colaborar con bandas como WrayGunn, Gospel Collective, Cacique ’97 y Funkoffandfly: los ritmos africanos se encontraban con el jazz, el blues y esencias lusitanas para ir integrando una propuesta sonora de cuidado eclecticismo adecuada a los tiempos que corren. Ha incursionado también en otras áreas como las artes visuales, el teatro y el cine.

Presentó con gran fluidez Mati (2018), así nombrado para celebrar el agua como elemento vital para la subsistencia, álbum quela posicionó en el mapa de las músicas del mundo dada su versatilidad para viajar de las polirritmias al tono contemplativo, sustentando su poderosa voz con armonías e instrumentos que remiten a contextos geográficos diversos, sobre todo enfatizados en Linwoningo (2020), que significa luz en chope, una lengua de la tierra que la vio nacer, su segundo largo en el que revivesus orígenes mozambiqueños con aderezos jazzeros, planteando canciones de corte pacifista y en consonancia con la influencia de África como el origen de todos. La iluminación toma formas que nos levantan para el movimiento físico y sentimental que nos lleve al regocijo auditivo.