El capitalismo de rapiña, la gran recesión del 2008 y La Gran Apuesta

"Esta comedia de enredos comienza con el otorgamiento por parte de los bancos comerciales de Estados Unidos de créditos inmobiliarios a personas que no tenían ingresos para pagarlos, denominados créditos sub prime."

El capitalismo de rapiña, la gran recesión del 2008 y La Gran Apuesta

La gran recesión del 2008, fue causada por la irresponsabilidad de los promotores y administradores de los bancos, por los especuladores, los inocentes inversionistas sin cultura financiera, y en última instancia, por la política del sistema financiero de Estados Unidos, encabezado en aquella época por Alan Greenspan.

Esta comedia de enredos comienza con el otorgamiento por parte de los bancos comerciales de Estados Unidos de créditos inmobiliarios a personas que no tenían ingresos para pagarlos, denominados créditos sub prime.

El objetivo macroeconómico del otorgamiento de créditos masivos es para que la economía registre crecimiento del PIB a toda costa, sin importar las últimas consecuencias.

Los promotores de los bancos o ejecutivos de cuenta estadounidenses otorgaban créditos para ganar una abultada comisión y no les importaba la solvencia de los beneficiados. Cobraban comisiones por cada reestructuración de créditos, aumento de montos o cualquier modificación.

Los bancos otorgaban el crédito porque tienen un mecanismo llamado titularización, que consiste en comprar derivados –por medio de los cuales se protegen del riesgo que tienen los créditos-, que convierten en títulos financieros y luego venden en el mercado bursátil.

Los administradores de los bancos aceptan estos créditos porque quieren ganancias rápidas en el corto plazo y así cobran bonos de millones de dólares, pues como no son accionistas, pueden dejar el trabajo.

Estos derivados son emitidos por títulos que se pueden negociar en el mercado bursátil.

En consecuencia, el riesgo que debería correr el banco es trasladado, y éste fue asumido por especuladores e inversionistas incautos que tuvieron el título en sus manos al momento del crack bursátil de 2008.

El principal derivado que permitió la disminución del riesgo se denomina CDO.

Los CDO son obligaciones constituidas reagrupando en un solo título alrededor de una centena de certificados que forman parte de diferentes títulos, los cuales no proceden necesariamente del mismo sector.

Existen por ejemplo CDO que combinan préstamos hipotecarios sub prime, endosados a deudas sobre tarjetas de crédito.

Después se crearon los CDO derivados de otros CDO que son CDO al cuadrado. Como una idea de su complejidad, sepamos que para analizar 125 títulos diferentes se necesita información relativa a 9,375 títulos.

En pocas palabras, los derivados se convirtieron en una gran pirámide financiera.

¿Por qué los bancos siguieron vendiendo los créditos Sub prime riesgosos y los especuladores siguieron comprando derivados tóxicos?

Porque el Sistema de la Reserva Federal FED tiene la obligación de comprar los activos que están provocando las crisis financieras y económicas, aunque sean tóxicos.

En este sentido, al trasladar el riesgo a los especuladores, compradores incautos y por último a la FED, los financieros no tienen de qué preocuparse. Ellos siempre ganan, y son los contribuyentes estadounidenses e inversionistas de otros países quienes pagan el riesgo último.

Dentro de estos últimos se encuentran los clientes de Lehman Brothers en México, que perdieron cientos de millones de dólares ante la quiebra de esta institución de crédito.

¿QUÉ ES UN CRÉDITO SUB PRIME?

Los créditos sub prime designan créditos hipotecarios otorgados a prestatarios riesgosos, a diferencia de los créditos prime, contratados por prestatarios que ofrecen excelentes garantías de reembolso.

En 1990 se creó en Estados Unidos el registro individual FICO, que es información de crédito para los estadounidenses (monto de créditos, retrasos en los pagos, número y tipos de crédito, etc.).

Estableció desde 1996 una escala de 350 a 900 puntos para evaluar la fiabilidad de los prestatarios.

Si tienen menos de 620 puntos, los bancos los consideran de comportamiento dudoso respecto al crédito, con retraso en pagos e incluso quiebra personal, y son denominados sub prime.

Los prestatarios que tienen más de 620 puntos son considerados prime.

En este sentido, los créditos familiares se dividen en 2 segmentos:

Las familias de bajos recursos, pertenecientes en su mayoría a minorías étnicas, que pagan tasas de interés elevadas debido a las primas de riesgo, y las tasas de interés son variables.

Las familias acomodadas pagan tasas bajas y son fijas.

En 2001 los sub primes eran 94 mil millones de dólares y en 2006 eran 685 mil millones de dólares.

Los créditos a tasa fija pasaron de 1 a 13% en el año 2001 al 2006, y los de tasa variable, de 41 a 26% en el mismo periodo.

¿Cuáles fueron las políticas riesgosas que provocaron la recesión del 2008?

Los créditos sub prime se otorgaban a individuos que no tenían ni cuenta de cheques.

Eran préstamos denominados CRÉDITOS NINJA: No Income (no ingreso), NO Job (no tenían trabajo), no activos (no assets).

¿POR QUÉ SE OBSERVAN LAS CRISIS FINANCIERAS EN LA ECONOMÍA?

En su libro El crack de 1929, el economista John Kenneth Galbraith explica que la economía de libre empresa está sujeta periódicamente a accesos de fiebre especulativa grandes o pequeños en torno a billetes de banco, valores, bienes inmobiliarios, obras de arte y otros activos y objetos.

Cualquier artefacto o suceso parece nuevo o deseable, y seduce a la opinión financiera ilustrada que se considera como tal.

El precio de la especulación aumenta.

Se distinguen 2 tipos de comportamientos en los participantes: 1) los que han estado convencidos de que los nuevos factores que justifican la tendencia alcista dominan, y consideran que el mercado continuará al alza indefinidamente, y 2) los más astutos, que están en lo alto de la ola y se salen a tiempo.

Estos últimos venden a tiempo, los que no lo hacen intentan vender a toda costa y provocan un desplome mayor que el natural, y después trasladan sus ganancias a paraísos fiscales.

El factor que contribuye a la euforia especulativa y al desplome programado es la ilusión de tener dinero rápido y fácil por medio de la especulación.

El dinero es la medida del éxito capitalista: mientras más dinero hay, mayor será el éxito, y es fácil vender productos financieros mágicos a inversionistas incautos.

Cuando el mercado no puede sostener la pirámide construida, los que venden primero provocan que los títulos caigan de precio, y los incautos venden a cualquier precio, provocando el desplome del mercado financiero, y se llevan de corbata a la economía entera, incluyendo la internacional, en un evento claramente global.

Después del desplome viene una época de cólera y recriminación, buscando examinar minuciosamente los instrumentos y prácticas financieras antes alabadas que sostuvieron la especulación.

¿Por qué se dio la crisis del 2008?

La crisis del 2008 fue la culminación de crisis más pequeñas como la mexicana, asiática, rusa, argentina, brasileña, la burbuja internet, la quiebra de Enron, después de los ataques especulativos de los denominados Hedge Fund.

La gran crisis de 2008 es la gran crisis del capitalismo desregulado, donde reina la regla de oro del capitalismo irresponsable, que todo lo deja al mercado y afirma que el gobierno en la economía es algo así como un parásito, pero cuando ésta quiebra, piden ayuda al gobierno para que los salve.

DESEQUILIBRIOS MACRO ECONÓMICOS QUE PROVOCARON LA CRISIS DEL 2008

Exceso de liquidez a nivel mundial, provocado por los excedentes comerciales y una fuerte tasa de ahorro en los países emergentes, sobre todo en China, que se trasladó a Estados Unidos por la compra de bonos del Tesoro y otras obligaciones, dando sensación de riqueza a los gringos.

La liquidez se reforzó en los países exportadores de commodities o materias primas, como los países los otros BRICS, como Brasil, Rusia, India y Sudáfrica.

Ese exceso de liquidez no provocó inflación debido al excepcional crecimiento de la capacidad de producción, sobre todo de China, que abarató la mano de obra a nivel mundial.

La inflación mundial no dejó de descender y su volatilidad disminuyó.

La estabilidad de precios fue acompañada de una menor fluctuación del PIB y sus componentes.

Todo esto, junto con la mejora en las variables macro y la modernización de la estructura financiera, contribuyo a favorecer la confianza.

Esto resultó de una disminución de la aversión al riesgo.

La baja de la inflación y de su volatilidad, combinada con las bajas primas de riesgo, condujo a una baja de las tasas de interés a largo plazo.

La baja en las tasas de interés y las primas de riesgo nutrió un crédito abundante y barato.

Las bolsas mundiales aumentan, igual que el precio de los bienes inmuebles, favoreciendo la  expansión de los créditos inmobiliarios, ya que los préstamos están garantizados con el valor de los activos inmobiliarios.

Con la explicación anterior usted pude ir a ver la película La gran apuesta, sin que le vean la cara de ¿WHAT?