Es Lo Cotidiano

Nanotecnología, indispensable para la medicina del futuro

Durante su presentación, el Dr. Juvencio destacó el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología al invertir más de 40 millones de pesos para la creación del Laboratorio de Cómputo de Alto Rendimiento, en donde realizan investigación científica de alto nivel con tecnología de punta. La computadora con la que cuenta este laboratorio es la cuarta más potente en toda Latinoamérica.

Nanotecnología, indispensable para la medicina del futuro

Yuriria, Gto. Químico de profesión, el Dr. Juvencio Robles García, profesor investigador de la Universidad de Guanajuato y actual Secretario Académico de la Institución, ofreció una conferencia magistral que tituló “Nanotecnología y la medicina del futuro”, en la que planteó la necesidad de enfrentar los problemas de interés general desde una perspectiva inter y multidisciplinaria.

Para ejemplificar lo anterior, habló de la complejidad de las enfermedades de hoy en día, motivo por el cual, la medicina requiere del conocimiento generado por los químicos, los farmacólogos, los biólogos y los sociólogos; por ejemplo, ya que en la actualidad hay enfermedades que afectan más a unas personas que a otras, y en las que intervienen diferentes factores como la situación económica, por ejemplo.

Agregó que hoy en día, gracias al avance de la ciencia, podemos entender eventos moleculares preclínicos, es decir, se puede detectar una situación antes de que aparezcan los síntomas y antes de que el cuerpo pierda sus funciones normales, esto para que la calidad de vida no se vea afectada.

Dijo que en el siglo XX mantener los sistemas de salud era cada vez más costoso, por lo que en el siglo XXI, el paradigma de la medicina está orientando sus esfuerzos a ser una medicina predictiva, personalizada, preventiva y participatoria. Explicó que a  nivel predictivo, en un futuro no muy lejano, se habla de que se podrá insertar un chip en las personas para monitorear de manera cotidiana los niveles de glucosa, por ejemplo.

En cuanto a la medicina personalizada, mencionó que las dosis deben de ser suministradas de acuerdo al peso, al sexo y a una serie de factores que pudieran influir en  la cura de la enfermedad, como la propia genética. Es decir, los fármacos deben aplicarse de acuerdo a las características propias de una persona.

Con la prevención dijo que se busca atacar la enfermedad antes de que aparezcan los primeros síntomas; y participatoria, en un sentido de corresponsabilidad del paciente con el sistema de salud. Si las cuatro “P” se conjugan, estamos hablando de una medicina de precisión, puntualizó.

El catedrático explicó que el tamaño de un nanómetro es un milímetro dividido un millón de veces, es a esa escala nanométrica que se puede penetrar en una célula. De ahí que los nanodispositivos que se están investigando en el mundo, pueden servir para la detección, diagnóstico y tratamiento de una gran cantidad de enfermedad, entre ellas el cáncer.

En ese sentido, en la lucha contra el cáncer la nanotecnología servirá para detectar las primeras células cancerosas que se forman, para posteriormente, a través de nanodispositivos transportar los fármacos exclusivamente a las células cancerosas y evitar contaminar las células sanas, con lo que se lograría mayor efectividad en el tratamiento de las enfermedades, puntualizó.

Durante su presentación, el Dr. Juvencio destacó el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología al invertir más de 40 millones de pesos para la creación del Laboratorio de Cómputo de Alto Rendimiento, en donde realizan investigación científica de alto nivel con tecnología de punta. La computadora con la que cuenta este laboratorio es la cuarta más potente en toda Latinoamérica.

El Dr. Juvencio Robles es profesor titular C, del Departamento de Farmacia, es investigador nivel III del Sistema Nacional de Investigación (SNI), es responsable del cuerpo académico “Química Teórica y Computacional y FQ de Polímeros”, actualmente consolidado.

La conferencia magistral que ofreció fue en el marco del Congreso de los Veranos de Investigación Científica 2015, mismo que tiene su origen en 1994 cuando se realizó el primer Verano de Investigación, del cual, el Dr. Juvencio Robles fue uno de los iniciadores hace 21 años. 

Comentarios