viernes. 28.01.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

LA MEJOR OPCIÓN CONTRA LA DEMENCIA SENIL ES LA PREVENCIÓN

Envejecimiento y diabetes, riesgos para padecer demencia senil

Envejecimiento y diabetes, riesgos para padecer demencia senil

León, Gto. La demencia senil es un síndrome o conjunto de signos y síntomas que se presentan como parte de un déficit neurológico en adultos mayores o personas en plenitud, es uno de los principales riesgos cerebro-vasculares en pacientes con 65 años de edad o más.

“El mismo envejecimiento es una causa de este padecimiento debido a que los vasos que dan circulación al cerebro se van haciendo más rígidos y disminuyen su calibre, lo cual no permite un aporte adecuado de oxígeno y nutrientes para esta parte vital del cuerpo”, señaló el doctor Manuel López Varela.

El médico internista de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria No. 55 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), comentó que otra de las principales causas es la diabetes mellitus, además de  enfermedades crónico degenerativas o crónico no transmisibles como la hipertensión y las dislipidemias.

La mejor opción contra la demencia senil es la prevención, por lo tanto, en pacientes adultos mayores de 65 años debe existir cierta vigilancia en los niveles de lípidos, colesterol, glucosa y presión arterial.

La demencia senil se caracteriza porque la persona comienza a tener problemas con la memoria a corto plazo, es decir, el paciente olvida lo que hace algunos minutos, cómo barrer o quitarse la camisa, etc., pero mantiene intacta la memoria a largo plazo, por ejemplo, recuerda cosas que sucedieron hace 30 o 40 años. Pueden llegar a situaciones más complejas como alucinaciones auditivas y visuales.

López Varela indicó que tanto la memoria a largo como a corto plazo se ven fortalecidas realizando actividades que requieren concentración como: leer, resolver crucigramas, armar rompecabezas y juegos de mesa.

El especialista del IMSS resaltó la importancia de que los familiares de un paciente con demencia senil conozcan el padecimiento y sean conscientes de que la enfermedad es parte del envejecimiento, y que quien la padece se vuelve dependiente de un cuidador, para su cuidado personal, alimentación  y para mantener el control de sus enfermedades, entre otras necesidades básicas.

Comentarios