Es lo Cotidiano

PARA CONSEJEROS MUNICIPALES DE CONSULTA Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Realizan Foro de Capacitación en Seguridad en Apaseo el Alto

Realizan Foro de Capacitación en Seguridad en Apaseo el Alto

Apaseo el Alto, Gto. El antropólogo social, investigador y académico de la UNAM, Gustavo Ibarra Irigoya, subrayó que la sociedad debe ser impulsada hacia un cambio cultural que permita que cada individuo tenga un sentido de pertenencia hacia su comunidad, para fortalecer los lazos de solidaridad y de participación ciudadana, a fin de resolver problemas como la violencia social y la delincuencia.

Este investigador, autor de diversas publicaciones, participó en el Foro Regional de Capacitación para integrantes de los Consejos Municipales de Consulta y Participación Ciudadana, denominado “Acciones y Estrategias en Materia de Seguridad Pública con Participación Ciudadana”, dentro del Programa de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, “Actuar es Prevenir”.

A este Foro, asistieron alrededor de 110 personas, pertenecientes a gobiernos municipales e integrantes de los Consejos Municipales de Acámbaro, Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Tarandacuao, Coroneo, Jerécuaro, y comandantes de los Mandos Únicos de Jerécuaro, Coroneo, Tarimoro También tomaron parte Comandantes de las FSPE que tienen a su cargo el Mando Único en algunos de esos municipios.

En su conferencia, el antropólogo Gustavo Ibarra consideró inicialmente que el concepto de comunidad humana, debe ser entendido como la voluntad de trabajar juntos para dar respuesta favorable a las diversas circunstancias que la realidad social va presentando.

Uno de estos problemas, dijo, es el relativo a la inseguridad pública que se traduce en violencia social y delincuencia. Por ello, insistió, la sociedad debe entrar de manera urgente a un proceso de cambio cultural que permita que cada persona pueda tener un sentido de identidad y pertenencia con su comunidad, a efecto de que asuma como propios, los problemas que impiden el desarrollo integral del grupo.

Para esto, se requiere un cambio de paradigmas que permitan, entre otras cosas, migrar de viejos conceptos por otros de mayor profundidad e importancia, tales como el aspecto de seguridad pública, considerarlo como un tema de seguridad ciudadana o social.

Esta seguridad, afirmó, debe ser vista por toda la sociedad, en colaboración con sus autoridades, bajo un sentido de integralidad que permita reconocer las causas y las diferentes dimensiones de la violencia social y la delincuencia.

Sostuvo que en esta época de cambios sociales que han generado afectos negativos en la sociedad, lo importante es que se mejore la confianza entre todos los actores sociales y la propia autoridad, con el propósito de promover una ciudadanía corresponsable, participativa en las decisiones públicas, en aras de una mayor armonía y convivencia.

Comentarios