Es Lo Cotidiano

150 se pudos

Jaime Panqueva

No podemos dejar de hacer cultura, si es que hacer cultura consiste en una actividad específica más allá de crear o entregarnos al arte.

No podemos privarnos de espacios que nos permitan reconocer el talento o las ideas de los demás. Hay demasiado de lo otro, del cinismo, del meme, de la burla y el linchamiento.

No podemos sucumbir al desgano, porque muchos dicen que eso no deja más que la felicidad que nos arroba al leer un texto bien escrito, compartir nuestra música o, por extraño que pueda parecer, acercarnos al punto de vista de los demás.

No podemos darle la razón a los filisteos, a los generadores de espectáculos para jodidos, a las camarillas de cuates que sólo se leen y publican entre ellos, a los analfabetas funcionales y a los gobiernos que sólo desean generar estadísticas y votantes miserables.

Tachas es la ventana donde me asomo los domingos; a través de ella he conocido novelistas por entregas, poetas serios y diletantes, críticos de cine, música y libros, filósofos de lo contemporáneo.

Tachas ha sabido combinar lo local y lo extranjero, el texto y la imagen. ¡Diablos! Nunca me han querido decir de dónde sacan tan buenas fotografías.

Tachas demuestra a través de los años que la difusión no es sólo tema de las musas sino un trabajo que exige constancia, autocrítica y disciplina.

Tachas ha sabido defenderse de los abusadores, convocar a nuevas voces, animar a sus colaboradores y ha sabido mantenerse fresca, vigente.

Tachas demuestra que sí se puede. (Sí, aunque suene tan trillado.)

Tachas celebra 150 se pudos.

Felicidades.

[Ir a la portada de Tachas 151]

Comentarios