Es Lo Cotidiano

Al otro día

Día, semana, entrega, número. Lo que sea, pero siempre llega el siguiente, incluso para la materia que se supuso fallecida pero no logra detener su rumbo hacia la sustanciosa incorporación a otro estado en el ciclo vital.

Aunque no precisamente en esa ruta, señoras y señores, Tachas 151 ya llegó, ya está aquí. Y aunque preparamos actividades de las que ellas mismas darán cuenta para conmemorar pronto y a toro pasado las recientes 150 semanas sin interrupción, hemos abierto una rendija en el acto de mordernos el rebozo y presentamos los textos en que generosamente Jaime Panqueva (150 Se pudos), Fernando Cuevas (150 Palomitas) y Blanca Parra (Tachas para Tachas) hacen alusión al tema.

Superado el trance, vamos por Un poco de jazz en Europa, recuento con el que Esteban Cisneros homenajea al género en sus días de celebración internacional.

Andrés Baldíos, en tanto,  permite a su personaje disertar sobre ganarse la vida y los jodidos jefes, en la reflexión De los personajes terciarios.

Eduardo Celaya desnuda en su cuento Interiores los momentos de una persona, primero con madre y luego hasta sin él mismo.

Javier Morales i García propone un asomo a François Truffaut y La peau douce.

Sergio Urbina poema los Niveles de abuso en que se va envolviendo la cotidianidad. Juzgue usted.

María Elisa Aranda Blackaller encamina su narración al hecho no ser de aquí ni de allá, Ni blanca ni morena.

El talento andante de José Luis Pescador entrega la página 8/20 de Asterión, el Cómic.

José Luis Justes Amador continúa develando con su traducción las perlas de infortunio que C. D. Rose ha engarzado en El Diccionario Biográfico del Fracaso Literario, ahora sobre Virgil Haack.

Giselle Ruiz, plantada en el vergel de dormir sola, enuncia la utopía necesaria para memoriar en algún momento Mi último acoso.

Dante Alejandro Velázquez toma del día el rumbo para cronicar La desgracia ajena, hoy sobre la Ruta Cañada.

Karen Lee Galindo ha prohibido dar más detalles sobre su entrega de hoy; bastará saber que es un Cuento misterioso.

Y Rafael Cisneros, para cerrar con puntería esta sesión, número, semana o entrega, opta por hacer una reseña sobre su apuesta por (¿o contra?) una Trilogía de la santa blasfemia.

Y vamos por el que sigue.

Comentarios