Es Lo Cotidiano

Acerca de explayarse

Encuentra aquí Tachas 153

Acerca de explayarse

Refrescante entrega la de este Tachas 153, que permite –una vez más- el explayamiento de nuestra comunidad, tan libre de quienes quisieran inmortalizarla en reseñas ampulosas –o el menosprecio en ellas-, tan prescindibles en estos días de comunicación global.

Para empezar tomando la palabra al cansino decir de que si la película es mejor que el libro, Rafael Cisneros presenta sus títulos imperdibles y la necesaria reflexión sobre el tema.

Andrés Baldíos aventura una insoslayable divagación sobre las vidas de aquellos libros perdidos en la Biblioteca de Alejandría… y los que les han sucedido desde entonces.

Javier Morales i García entrega en El toque Lubitsch la viñeta sobre un personaje pulcro y determinante en gran medida para que los productos cinematográficos maduraran su actual configuración.

Fernando Cuevas de la Garza enfoca la revisión de nuestros Disfrutes Cotidianosa la primera entrega sobre Prince, personaje que imprimió en la música y el espectáculo una suma de su condición polifacética, multiinstrumentista y desconcertante.

María Elisa Aranda Blackaller abre la sección de ficciones con un relato en el que una personaja desatará el enredo creado al encontrar vestido al otro.

Karen Galindo navegará entre el relato infantil y una fábula sin moraleja, en la que deberemos sumergirnos a fondo para conocer El nombre de la cosa.

Berónica Palacios Rojas conduce en su relato la historia sobre cómo el chapaleo de las olas terminó convertido en un Chapala con vientos peligrosos para quienes no ponen oídos a su Amalgama de leyendas.

Daniel Gorosito destila poesía y la convierte en Jaula.

Asterión, el cómic, llega a su entrega 10 de 20, y su autor José Luis Pescador nos deja por ahora sin el respectivo contexto escrito (–¡Pero si todo está dicho!, –grita el personaje al leer esto).

Dante Alejandro Velázquez continúa documentando La desgracia ajena, ahora sobre un caso taaan universal, el de El gran poeta.

Hans Kafka no es el personaje imaginado por usted, sino que habita el Diccionario Biográfico del Fracaso Literario, cuya traducción sigue ofreciendo por entregas (son ya 10) José Luis Justes Amador.

Giselle Ruiz levanta la mano para explicar por qué no quiere regalos el día de las madres.

Y con su proverbial puntualidad, Jaime Panqueva reseña hoy el libro La cultura se come, de Bruno Arpaia, con la difícil consigna de mostrarlo al espejo de ciertos anodinos aires locales.

Explayémonos pues, mientras alguna comunicación institucional –entre holgazana y avestrucera, escoja usted- supone que nos califica.

Y a lo que sigue.

[Ir a la portada de Tachas 153]

Comentarios