Buscar
17:22h. Sábado, 25 de Mayo de 2019

10/1

Leonardo Biente

Foto: Tomada de Facebook
Foto: Tomada de Facebook

decía tx que los juegos eran
más emocionantes si ponía dinero
en ellos, así que se iba a las casas
de apuesta como el obrero a su
fábrica, como el vendedor a su local.
comenzaba el día como cualquier
otro hombre trabajador: desayunaba
huevos fritos y café, pan dulce
fresco, se duchaba con la radio
puesta en las noticias para enterarse,
se afeitaba con la radio puesta en
música campirana o algo así,
algo fácil de ignorar, se vestía
con la convicción de que este iba a
ser su día y eso no significa que se
vistiera muy bien: siempre era mejor
ser práctico, la comodidad ante todo:
una playera de algodón, guayabera sólo
los viernes, alguna otra marca cualquier
otro día. salía de casa como cualquier otro
haría al dirigirse a su labor pero él no
necesitaba tomar el asqueroso transporte
público ni hacer arrancar un ofensivo auto
lujoso, él caminaba hacia la casa de
apuestas que cuidadosamente había ubicado
recién mudándose a su apartamento hace
cinco años. fue parte de la decisión
de mudanza y era la casa de apuestas
su lugar de trabajo. ni siquiera le gustaba
ir al hipódromo. nunca se acercó a las
apuestas clandestinas de perros a
sólo siete calles. qué asco. y tx estaba
puntual a su trabajo, como nunca lo estuvo
en las incontables oficinas en las que
trabajó antes y que apenas le dieron algo
para su vida, una úlcera y tres muelas
menos, pero al menos le ayudaron a
comer para sobrevivir y llegar hasta el ahora,
porque tx vivía para el ahora, era un hombre
moderno y de ciudad, que apostaba fuerte
y así vivía sus aventuras. porque así son las
aventuras de hoy, dice tx orgulloso, así
son: los quixotes modernos están en las
casas de apuestas, en las tabernas, en los
tugurios, en los autobuses que van
puebleando, en las esquinas con faro,
en las tiendas de discos, en los aeropuertos,
buscando la próxima cosa grande. él es uno
de ellos, así vive, así quiso vivir. y ese es su
gran triunfo. está bien, tx: eres el mejor
en lo que haces. ponme ese dinero allí, que
confío en tu corazonada y me harás ganar.

***
Leonardo Biente
es escritor y poeta. También es empleado de día.

[Ir a la portada de Tachas 200]