Buscar
11:22h. Martes, 25 de Abril de 2017

El día después

Alguien lo dijo ayer, que fue apenas hace una semana: A lo que sigue. Y entonces este Tachas 201 inició con la venturosa cuesta arriba que es el develamiento por entregas de Cien películas para una vida, de las que Rafael Cisneros llega a la quinta entrega, en tanto que la montaña rusa-diario de navegación Abstinencia de José Luis Justes Amador entra en la curva 11.

Jaime Panqueva, poniendo su sal en la celebración, deja en claro la pertinencia del 200+1.

Instalados en el relato, Andrés Baldíos cuenta cómo se vuelve Imberbe el deseo de expirar y Leo Siqueiros vive ese adiós-bienvenida que puede ser una Carta a la muerte de mi abuelo.

La poesía queda a cargo de Leonardo Biente –Et moi, dans mon coin-, Esther Raab  –Todos los gatos llevarán luto- y Dolores Dorantes –Palabras que vuelan y se caen.

El minucioso historiador que es Eduardo Celaya Díaz ofrece un acercamiento a El milenarismo y la primera evangelización en la Nueva España.

Javier Morales i García consagra en este número su atención en el álbum Affinity de Oscar Peterson, Fernando Cuevas de la Garza propone acercarnos a cierta Música de vacación –que no de concesiones a nada de nada-, y la siempre orientadora Guía de lectura de Jaime Panqueva sugiere hoy El secreto de las vacas, de Alejandro Salinas.

Comencemos la continuación.

 

[Ir a la portada de Tachas 201]