Buscar
19:52h. Viernes, 21 de Julio de 2017

La ruta de las proyecciones

Andrés Baldíos

 

Al Dr. Héctor Gómez Vargas,
con inmenso cariño y admiración,
e incontables agradecimientos.

 

La investigación es la vida de algunos. La instigación es el blanco de quienes investigan. Quienes investigan son el blanco de ciertos desperfectos humanos: las burlas y las envidias. Y ya son demasiados ejemplos. Los blancos de las burlas son las ideas; los blancos de las envidias son las visiones. El blanco de las visiones es el mundo. El mundo es ningún blanco, pero parece que todos lo toman como tal.

Puedo contar que érase una vez un genio que solía vagar en un punto específico del infinito, vislumbrando oportunidades para un terreno que carecía de cosas; un genio quien se empeñaba en resaltar la valía de la sociedad.

Pero recibió desprecio por parte de la misma.

Suele suceder, diría la mayoría. Cuento viejo, cambio de cosa.

El relato continúa más tarde cuando el pasado cumple con su definición y el ahora llega de repente…

Ahora veo un comercial en el que se anuncia una igualdad patriótica, donde se han editado imágenes de los paisajes del país infundiendo a los héroes cotidianos: el consabido obrero de todos los días, los humildes que brotan de los campos, los niños que sólo saben reír y los visionarios que sólo saben hablar. Me percato de que existen todos esos héroes y son tan verídicos como todo cuanto sucede: están sucediendo. Pero a fin de cuentas, hablamos de un mero comercial para la posteridad de la programación o el preámbulo antes de la proyección en el cine. (Me percato de que hay héroes porque los dejan caminar, les permiten sonreír, incluso les permiten actuar; si tan sólo se les admitiera la producción a la escala debida…)

Ahora veo un rincón empapado de plática y construcción. Es en ese rincón donde se reúnen algunos de los héroes para meramente conmemorarse en una línea que tarde o temprano se verá quebrada por cuestiones de interés: porque es más interesante lo mío que lo tuyo, así es la cosa. Quienes estaban al borde de transformarse en héroes, se retiran para transformarse en una pieza más del monótono rompecabezas de los visionarios, sin mayor producción que sus ideas explicadas.

Ahora veo a alguien actuar y adaptar, esté sucediendo lo que esté sucediendo. Ahora veo a un héroe fumarse un cigarrillo y ofrecerme asiento. Desea charlar conmigo un muy buen rato.

 

 

 

 

***
Andrés Baldíos
es escritor. Los primeros peldaños son peligrosos, su hasta ahora primer libro de cuentos, fue editado en 2012 por San Roque.

 

 

[Ir a la portada de Tachas 214]