Es Lo Cotidiano

Estela Plateada es de la Vieja Ola

Javier Morales i García

Estela Plateada
Estela Plateada
Estela Plateada es de la Vieja Ola

En mi cuarto hay algunos cuadros. En uno, gigantesco, se puede ver un mapamundi de 1516. Hay un cuadro al óleo de un artista neoyorquino llamado Jeff Gómez, también conocido como Player Hater. Después, un recorte de un periódico local en donde se habla del Ecos de Sociedad, la publicación Mod de Tenerife. Hay viejos posters de uno de los grupos de mis hermanos, Samara, y también están enmarcados unos cuantos certificados de que mi padre fue uno de esos pioneros que sobrevoló el Polo Norte.

Pero mi mirada se suele ir allá arriba, a una esquina cerca del techo. Ahí está enmarcado el poster número 74 del coleccionable Cómics Forum de 1988. Es una fantástica ilustración de Bob Layton, en donde se ve a Estela Plateada volando con su tabla por el cielo de Nueva York. También a mí me hace volar en cierta manera. ¡Imaginación al Poder!

En 1966, Stan Lee y Jack Kirby inventaron algo tan bueno como lo mejor que puedas imaginar. De sus cabezas y de sus manos talentosas surgió mi superhéroe favorito de todos los tiempos: Silver Surfer.

En el Número 48 de Los 4 Fantásticos el mundo conoció a Galactus, el Devorador de Mundos, y a su heraldo anunciador: Silver Surfer o Estela Plateada en España y Latinoamérica. ¡Mis felicidades a quien se le ocurrió esta genial traducción!

En ese mismo número, Estela viene al mundo para anunciar que su Señor y Amo vendrá a la Tierra para devorarla sin piedad. Pero hacia el final de la saga, dividida en tres partes y llamada La Llegada de Galactus, Estela Plateada se había enamorado de una guapa mujer joven llamada Alicia Masters y, así, nuestro superhéroe favorito traicionó a su Amo y la Tierra se salvó. Pero, ¿a qué coste? Pues, la libertad de Estela Plateada. Galactus lo castigó rodeando a la Tierra con una barrera, así que el héroe espacial no podía abandonar la Tierra nunca jamás. Desde ese momento, estrellas, galaxias y otros planetas eran fruta prohibida para nuestro amigo.

Los seguidores de este arte llamado cómic adoraron a Estela Plateada desde sus primeras apariciones. En los siguientes meses podemos ver al personaje en diferentes títulos hasta que, por fin, en 1968, tuvo su colección propia realizada por Stan Lee y John Buscema. Fue ahí donde nos enteramos quién era realmente Estela Plateada.

El Número 1 sacó a la luz que venía de un planeta lejano llamado Zenn-La y que no, no todos allí eran como él ni tenían su complexión. De hecho, sólo Estela era así.

La leyenda nos habla de que cuando el malvado Galactus invadió este planeta, la sociedad de Zenn-La no estaba acostumbrada a las batallas, a la violencia y a las guerras, y sólo hubo un hombre que trató de plantarle cara a Galactus. Se llamaba Norrin Radd, y se ofreció como mensajero a Galactus para salvar a su patria de la destrucción total. Galactus aceptó y transformó al joven Zenn en Silver Surfer, como lo conocemos los seres humanos.

Norrin Radd sacrificó el amor de su amada Shalla-Bal, dejándola en su tierra, y comenzó una búsqueda eterna en el espacio: la búsqueda de planetas para que Galactus los devore. Quién sabe cuántos años, décadas o centurias después, fue exiliado Estela Plateada a la Tierra.

En el capítulo 3, Estela se encontró con uno de los grandes malvados de la historia del cómic: Mefisto, el diablo casi en persona, quien quería poseer el alma de Estela Plateada. Desde aquel instante se convirtió en su gran enemigo, y Estela Plateada descubrió que los seres humanos no eran tan pacíficos como pensaba. Descubrió la violencia, la maldad y la arrogancia del hombre.

Estela Plateada quedó desilusionado y defraudado del mundo. también los fans. Era, tal vez, el primer superhéroe adulto y para adultos, con conciencia del Bien y del Mal, y del Futuro que le esperaba a la Humanidad.

Los guiones son un material lleno de filosofía y de lo mejor que se ha escrito. Así, en general, no sólo en el mundo de los cómics. ¡Y no exagero!

La popularidad de Estela Plateada se diluyó. La sorpresa inicial se había dormido y la gran mayoría de fans lo prefería como actor secundario, no como superhéroe humanista y filosófico, soltando discursos que poco entendían en aquel momento. Eso fue lo que pasó. Algo así como dale al público lo que el público quiere.

Estela Plateada no tuvo colección propia hasta 1982 con un solo capítulo de Stan Lee y John Byrne, y después otro más, con un título escrito por Steve Englehart.

Finalmente, Estela duraba un poco más y así, en el capítulo 15, Ron Lim entró como nuevo dibujante, y la serie volvió a tener éxito entre los especialistas y amantes del cómic.

En el capítulo 41 entra un guionista que trae de vuelta de la muerte a Tanos de Titán. Se llama Jim Starlin, quien en este ya mítico número conocido como El Desafío del Infinito, lleva a Silver Surfer al éxito total, convirtiéndolo en un nuevo icono del Pop. Este capítulo es uno de esos fantásticos cruces que se dan en el mundo del cómic.

Y ahora pasamos al capítulo 51.

Ron Marz se une como escritor y llevará las riendas de Estela hasta el increíble número 100. Ron Lim ya había abandonado en el capítulo 92, pero es indudable que una de las claves de Estela era esa lista genial de grandes guionistas.

Llegado el capítulo 101 es un buen momento para cambiar, y durante todo el año siguiente, Estela Plateda dejará de enfrentarse a los malvados de siempre y se tomará un respiro.

 Ya será en el Capítulo 111 cuando el nuevo guionista George Pérez se atreva a hacer el par de cambios definitivos en la vida inventada de Silver Surfer. El superhéroe viaja por fin al otro lado del Universo, y cuando vuelve, todo ha cambiado. Su Planeta, Zenn-La ya no existe. Este tipo de cambios seguiría en los capítulos siguientes.

 J.M. De Matteis entra como nuevo guionista y nos hace conocer todo el fascinante pasado de Estela Plateada –también podía ser un nombre de Jefe Indio-, acompañado del dibujante Ron Garney, uno de mis favoritos.

Estela aprende y descubre que su planeta es sólo un espejismo, una imagen creada por Galactus después de que una nueva raza de seres llamados Los Otros (¿te suena?) lo hubiese destruido. Con su planeta Zenn-La ya en el pasado, Estela Plateada empieza una nueva vida y pasa mucho más tiempo en la Tierra, con su nuevo amor Alicia Masters.

Los horizontes de Estela se siguieron expandiendo y en 1998 se estrenó una serie de TV con 13 episodios. Toda una nueva generación de nuevos fans surgió y el futuro estaba asegurado.

La Vieja Ola Comics
Ecos de Sociedad

***
Javier Morales i García
(Tenerife, España) es editor del fanzine Ecos de Sociedad, la publicación mod más longeva en Europa. Desde inicios de los 80, escribe, reseña y edita; hoy, Ecos puede leerse en ecos-de-sociedad.blogspot.com.es. Es obseso de la música y el cine.

[Ir a la portada de Tachas 243]

Comentarios