Buscar
22:57h. Sábado, 15 de Diciembre de 2018

La Piedra Rodante

Beto Cronopio

La revista Piedra Rodante
La revista Piedra Rodante

La revista Piedra Rodante, con su epígrafe “El periódico de la vida emocional”, fue editada por Manuel Aceves quien, aun sin contar con los permisos de la Rolling Stone Magazine gringa, tomaba “prestado” contenido y hasta el nombre. Tuvo un tiraje de 50 millares (supuestamente) mensuales, teniendo un equipo de colaboradores maravilloso: José Agustín, Parménides García Saldaña, el Padre Enrique Marroquín, Federico Campbell, Alejandro Jodorowsky y Juan Tovar, entre otros.  Cada página era tamaño doble carta, por lo que es común verla doblada. Cada ejemplar costaba cuatro pesos, aunque algunos se regalaban en las escuelas: he visto revistas con el sello de prevocacional 5 en la portada y con un segundo sello que dice GRATIS.

Es común que se piense que se publicaron ocho números, pero tenemos una primicia: en diciembre de 1970 tuvieron la idea genial de publicar el número cero. Aparece en portada Creedence Clearwater Revival.

El número 1 salió en mayo de 1971 y contiene la reseña del “Festival del Naranjazo”, una entrevista al grupo tapatío la Revolución de Emiliano Zapata, además de un artículo de Parménides García Saldaña sobre el mismo grupo. Del material de Rolling Stone trae una kilométrica entrevista a John Lennon, así como sendos artículos de homenaje a Janis Joplin y Jimi Hendrix.

El número 2 se publicó en junio de 1971 y contiene en la portada el artículo “From Siberia with Love: sueltan a presos del 68”; contiene también la letra traducida al español de la ópera rock Jesucristo Superestrella, entrevistas largas al Javier “el Brujo” Bátiz y la segunda parte de la ya mencionada entrevista a John Lennon.

El número 3 salió a la luz en julio de 1971 contiene una portada controversial, “La neta sobre el 10 de junio: Ni represión ni izquierdismo”, con una foto de tres jóvenes empuñando armas cubriéndose en un auto. Desde luego, ése es el artículo de portada: “Jueves de Corpus: bronca de 3 años”.  Además, contiene un texto de Parménides García Saldaña sobre “los hoyos funkis”.

El número 4 salió en agosto de 1971, teniendo en portada el artículo “Hair ¿la prohibirán otra vez?”, un simpático texto titulado “Fito de la Parra a Vietnam”, la presentación de la serie Rock Power de la disquera Polydor, una muy interesante entrevista a Alfredo Elías Calles sobre el debut (y despedida) de la ópera rock Hair en Acapulco, complementada con comentarios del Padre Marroquín, José Agustín, Elsa Cross, el Presidente Luis Echeverría, Juan Tovar, Federico Campbell, Luis González… y aquí cabe un etcétera. Además, una entrevista con Fito de la Parra y otra entrevista de Federico Campbell titulada “José Agustín sale del tambo”.

La Piedra Rodante 02 [foto interior]

El número 5 tiene fecha de octubre de 1971 en portada el texto: “40 páginas repletas de Drogas, Sexo, Pornografía y Fuertes Emociones” (sic). Contiene los artículos: “Coca: droga fresa, cara y nociva”, “El pericazo en la gran Tenochtitlan”, “Mota, aceites, pastas y alcohol” por Elsa Cross, “La heroína mata, chavos”, “El punto de vista oficial” por el Dr. Lammoglia. También trae anunciado el concierto que se haría en el Auditorio Nacional con grupos de rock mexicanos. Juan Tovar desmenuza un texto del Padre Enrique Marroquín y pone énfasis en el mito Dios-amor.

Después de publicar el no. 5 regalaron un poster doble carta en los puestos de periódico anunciando el siguiente número.

El número 6, también con fecha octubre de 1971, es muy buscado entre los coleccionistas, pues es un ejemplar dedicado al Festival de Rock y Ruedas en Avándaro, con el artículo en portada “La Verdad sobre Avándaro”. Contiene bastantes fotografías del festival, la oportuna crónica del Padre Marroquín, “Dios quiere que llueva para unirnos”, misma que escribió al día siguiente del Festival en las oficinas de la revista; su editor, apurado, lo sentó sin dejarlo dormir hasta terminarla. Contiene también una crónica de Parménides García Saldaña, de un reportero del periódico El Heraldo, de Oscar Sarquiz, de Luis González Reimann, además de entrevistas con los asistentes.

El número 7, de fecha noviembre de 1971, trae en portada un hongo (¡!) y el título “Con toda confianza… es de la Sierra”. Hay una entrevista a Macaria, “una grupi a medias”; José Agustín da un repaso a la historia y el estado del rock en su artículo “Patines: dos que tres ondas roqueras”; aparece una entrevista a Gutierre Tibón titulada “Los descubridores de Huautla”, un artículo sobre los Jackson 5, una entrevista al doctor Salvador Roquet “¿Médico, tira?, ¿loco?, ¿genio?, ¿revolucionario?” (un médico que en sus sesiones proporcionaba a sus pacientes LSD, hongos, mescalina, etc. en sus procesos de psicoterapia), el texto “El hombre del saber” de Juan Tovar, sobre el primer libro de Carlos Castaneda, un artículo del Padre Marroquín, “Cultura Pop y Represión”, y José Agustín revisa un álbum de Bob Dylan,

El canto del cisne fue el número 8, de enero de 1972 con una sugerente foto de una mujer portada, con el título “Las chavas y el catre”. Contiene varias entrevistas a mujeres sobre temas tabú como el sexo, métodos anticonceptivos, el ejercicio de su sexualidad, etc. “Preguntas cándidas a chavas liberadas”, una supuesta entrevista a la “encuerada” de Avándaro, un artículo titulado “¿Sabe por qué atizan sus hijos?, infórmese, ellos se lo agradecerán”. José Agustín publica en su columna Patines un texto sobre Salvador Rojo. El Padre Marroquín ahonda el tema y abre la mirada con su artículo “Droga y conciencia trascendental”. Un artículo revisa la obra de William Burroughs por él mismo, y hay una entrevista con Karlheinz Stockhausen.  Se anuncia para el número 9 un texto de Parménides García Saldaña con el impactante título de “El Rock Chicano no existe”.

Todos los números contenían sección de preguntas al editor, reseñas de libros, películas, obras de teatro y desde luego, discos (sección de LP’s y de discos de 45 rpm) además de anuncios (con mucha onda) de El taconazo Popis, Discos Yoko, equipos de audio, tocadas…

Debido a la presión gubernamental por los temas tratados, el avandarazo, además el tema de los derechos (contenía mucha información de la revista Rolling Stone), Manuel Aceves deja de publicar la revista.

En mi opinión, la revista Piedra Rodante ha sido la mejor en la historia del Rock Mexicano; por los temas tratados, por su amplitud en su desarrollo, por su equipo de escritores. Sin duda, fue una publicación fundamental en la Contracultura de nuestro país.

.

.

.

***
Beto Cronopio (Cd. de México). Fan de The Beatles y del rock mexicano de los años 70, incluyendo el Festival de Rock y Ruedas de Avándaro. Ávido lector de dichos temas.

[Ir a la portada de Tachas 276]