Es lo Cotidiano

RESEÑA

Spoilerama. Watchmen (HBO): Todos somos el Dr. Manhattan

Óscar Luviano

Spoilerama. Watchmen (HBO): Todos somos el Dr. Manhattan

 

 

La mejor serie del 2019 es la secuela de la legendaria historieta serializada Watchmen (DC Comics, 1986-87, con guión de Ala Moore y dibujo de Dave Gibbons). A pesar de ello, casi no se le encuentra en las listas de las mejores series del año, que llenaron las redes sociales durante las posadas.

Hay varias razones para esta omisión, y son las que hacen justamente a esta recreación de Damon Lindelof (guionista de otra gran serie: The leftovers) algo que vale la pena ver.

La primera de estas razones que aludo es que esta serie se trata de una continuación (casi cuarenta años después) del cómic original, y no de la terrible adaptación/ilustración de Zack Snyder realizada hace diez años. Una película cuya glamourización machista atentaba en más de un sentido contra el material original.

La serie de Lindelof, por su parte. devuelve Watchmen a su dimensión. Es decir: de nuevo se trata de un relato sobre gente vestida con trajes ridículos en una realidad alternativa. No hace falta haber leído el cómic para disfrutarla, pero los amantes de la testosterona en cámara lenta de Snyder van a sentirse justamente traicionados.

La segunda razón de esta invisibilización es que, mientras el relato de Moore y Gibbons seguía a un grupo de W.A.S.P. enfrentados al fin del mundo (en la forma de un Apocalipsis nuclear), Lindelof hace protagonista de su serie a Angela Abar (Regina King), que bajo la capucha de Sister Night enfrenta a una conspiración supremacista blanca.

El 2019 de esta Watchmen en un universo en el que Robert Redford es presidente y se ha establecido un programa universal que compensa a los descendientes de afroamericanos de crímenes de odio con una charla a cargo de un holograma y una compensación económica. Este programa es suficiente como para convocar a un revival de la Séptima Caballería: un grupo supremacista blanco que se oculta detrás de la máscara de Rorschach y tiene un vínculo directo con el Ku Kux Clan.

Y así es: este Watchmen tiene una protagonista afroamericana, va más sobre el racismo que sobre el fin del mundo y hace del testamento de Rorschach un discurso de odio. Su primera secuencia muestra la Masacre de Black Street, el ataque que destruyó la próspera comunidad afroamericana de Tulsa en 1921, y al que el abuelo de Angela Abar sobrevive para convertirse en el primer superhéroe negro: Black Rope.

El asesinato de un jefe policial lleva a Angela tras los pasos de la Séptima Caballería, a veces ayudada, a veces obstaculizada por Laurie Blake (Jean Smart), una agente del FBI que antes fuera Silk Spectre, examante del Dr. Mahattan, ahora dedicada a perseguir superhéroes. Ambas descubren el plan de la Séptima Caballería: retomar el control racial y económico de los Estados Unidos con la creación de su propio Dr. Manhattan, el único de los Watchmen con un superpoder.

En medio de este complot Ozymandias (un enorme Jeremy Irons) práctica crueles experimentos en un castillo medieval y la Sra. Crookshanks (Sara Vickers), una científica experta en clonación, construye el Reloj del Milenio, una enorme maquinaría para atraer y captura al Dr Manhattan, del que nadie sabe desde el final de los eventos de la saga original.

Y este es (creo) el tercer punto que ha apartado a las grandes audiencias de esta serie. A lo largo de los primeros capítulos el cóctel parece no tener sentido, entre un discurso didáctico sobre el racismo y muy poca acción a lo Marvel. La ausencia del Dr. Manhattan a lo largo de cas toda la serie tampoco ayuda.

Pero cuando se cree que Lindeloff y su equipo han caído en un nuevo clon de Lost, el capítulo 8 responde a todas las preguntas con uno de los episodios que debería ser referencia solo por el riesgo que se toma al adoptar el punto de vista circular y múltiple del Dr. Mahanttan. Un Aleph que habla del amor y de su inevitable destrucción, y de la pervivencia de sus restos en el tiempo, con una fuerza tan conmovedora que no importa demasiado lo que ocurre al final de la serie.  

(Watchmen (Estados Unidos, 2019). Emitida por HBO, y desarrollada por Damon Lindelof sobre el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons. Protagonizada por Regina King, Don Johnson, Jeremy Irons y Tim Blake Nelson, entre otros.)




Óscar Luviano (Ciudad de México, 1968). Narrador y poeta. Cuentos suyos se incluyen en Nuevas voces de la narrativa mexicana (Planeta, 2003) y en Así se acaba el mundo (SM, 2012). Colabora en diversos medios y publicaciones.


[Ir a la portada de Tachas 345]

Comentarios