Es lo Cotidiano

RECUENTO

Treinta discos de 2019 [II/II]

Néstor Pompeyo Granja J.

Treinta discos de 2019 [II/II]

[ Ir a Treinta discos de 2019 [I/II] ]

 

Y si en materia de música general, el año pasado fue un festín de surtido rico en cuanto a estilos, variantes, países y edades, en el mundo del metal el panorama fue bastante similar. Lejos están ya los años en que Europa dominaba la escena mundial, pues aunque los actos de aquel continente siguen siendo figuras de fuerte influencia, hay cada vez más expresiones provenientes de otros lares que se encuentran a la altura de los grandes. He aquí una selección de algunos de los lanzamientos que más estruendo y oscuridad lanzaron sobre 2019.

 

1. Mystifier: Protogoni Mavri Magiki Dynasteia

1

El viejo combo brasileño ha encontrado una diabólica fusión entre la escuela nórdica, la mediterránea y el sonido primigenio latinoamericano que ellos mismos ayudaron a forjar. Un álbum alucinante.

2. Full of hell: Weeping Choir

2

Un coro que gime detrás del estruendo. Ruido negro y asfixiante que no pretende organizar ni entender el caos, solamente ser un cauce para que este explote en las orejas del oyente. Pura violencia sonora.

3. Rotting Christ: The Heretics

3

Herejía sería repetir estrategias. Los helénicos no lo hacen: en su lugar, conservan lo más ominoso de su metal ocultista y lo filtran a través de su energía volcánica, en una erupción de riffs y buenos temas.

4. Devil Master: Satan Spits on Children of Light

4

Una violenta (y divertidísima) advertencia de que la juventud americana no está dispuesta a olvidar a sus clásicos. Horror y guitarreo cochino con atmósferas demonomaníacas y espíritu puramente blacker.

5. Reka: Jupiter

5

La alquimia de convertir el ruido en virtud. Más allá de etiquetas, aunque convincentemente enraizados en el metal, este material está incluso más allá de cualquier post-lo-que-sea. El horror y la belleza en franca copulación.

6. Kadavar: For the Dead Travel Fast

6

El álbum que por fin dice todo lo que Kadavar tenía qué decir. Un perfecto emulador (que no plagiario) de los 1970s, con todo y su vibra audible y visualmente demoníaca. El disco elegantísimo que Ghost todavía no ha conseguido hacer.

7. Alpha Hydrae: Spiritual Dimorphism

7

Una comunión profana entre la más pura espiritualidad y la más honda de las herejías; entre la violencia del black metal más rabioso y el doom más contenido. Una toma de conciencia de lo que debe ser la música extrema.

8. Darkthrone: Old Star

8

Este dúo siempre entendió que la clave nunca fue la progresión, sino la regresión. Su vieja estrella es discreta, oculta entre el mar negro del firmamento, a la espera de ser encontrada para guiar hasta las cavernas más inescrutables a todo aquel que ose confiarle sus pasos.

9. Moonwatcher: Moonwatcher

9

Una real experiencia sinestésica, capaz de transformar imágenes en construcciones sonoras. Un viaje interestelar que lo mismo fascina que aterra. No sólo Kubrick, también Lovecraft estaría orgulloso de ellos.

10. Mayhem: Daemon

10

Si hay un acto de black metal capaz de llevar este estilo a los terrenos del Arte, ese es Mayhem. Attila mejora cada vez más en su técnica y la banda perfecciona con diabólica puntualidad su dominio de la tiniebla, la propuesta estética y el intelecto.

11. Babymetal: Metal Galaxy

11

Ellas pasaron de ser una anécdota rentable a convertirse en un proyecto cada vez más serio y propositivo. Lo suyo ya raya en el mejor progresivo de vanguardia, donde los temas dejan atrás los ganchos inmediatos para apostar por una complejidad mucho más formal.

12. Beelzebubs: Pantheon of the Nightside Gods

12

Pocas agrupaciones consiguen el balance entre lo lúdico y lo serio. En este panteón, la monotonía no existe, y la diversión es una puerta de acceso a territorios que pueden volver loco a quien entre desprevenido.

13. For Centuries: Centuries of Black Fire

13

La infinita disputa entre lo clásico y lo moderno pocas veces encuentra resolución tan satisfactoria. Sólo unos cuántos ejecutantes contemporáneos saben bien dónde colocar sus influencias, y esta banda es un claro ejemplo de cómo se logra dicha artesanía

14. Myrkgand: Old Mystical Tales

14

El tema de la magia oscura está tan manoseado que ya no impresiona a nadie. Pero cuando un músico logra volver a encantar con fórmulas directas y ajenas a pretensiones, el resultado fascina por su sencillez y genialidad.

15. Lacuna Coil: Black Anima

15

Quizá la única banda restante del boom del gothic metal que sigue fiel a su fórmula original. Ya todos sabemos qué esperar de ellos en cada nuevo disco, y sin embargo se las arreglan para siempre ofrecer riffs novedosos, armonías vocales creativas y melodías tarareables-casi-pop.
 

***
Néstor Pompeyo Granja (San Luis Potosí, 1984) es psicólogo de profesión, apicultor y apóstol por convicción. Labora en el ámbito de la educación universitaria y ejerce la psicoterapia. Tímido escribidor y hacedor de canciones. Cree fervientemente en la música, en los adolescentes y, por sobre todas las cosas, en Arthur Rimbaud.

[Ir a la portada de Tachas 345]

 

[ Ir a Treinta discos de 2019 [I/II] ]

Comentarios