Es lo Cotidiano

POESÍA

Contrapunto

Eeva-Liisa Manner [traducción de Matti Rossi]

Tachas 370
Tachas 370

Todo se cayó de mis brazos,

el jardín, el corral, la casa, las voces, las habitaciones,

la niña, con una golondrina y un pez en la mano;

se cayó todo a la tierra

                que parió las piedras.

Soy una habitación vacía,

me rodean los puntos cardinales

y los árboles envueltos en la nieve,

fríos, fríos, vacíos.

Pero en la palma de mi mano

se levanta todo lo que amaba,

el corral, las rosas, la casa como una jarra de barro,

perfecta,

una casa como el corazón de la fruta, con las pepitas silenciosas

con la muerte y el movimiento en sus tejidos,

un pozo, un perro pequeño, un collar invisible.

Un cuarto pequeño, postigos pequeños, pequeños zapatos ágiles

como cordones para el corazón y para las carreras.

Los zapatos corren, entran del ventrículo

a la aurícula, y en la sangre unos dedos de niño

construyen un muelle de piedra

para los barqueros de piedra.

Los sueños son como las piedras

en lo profundo,

contadas, dedicadas a la muerte.

Y por las válvulas, por los oídos resbalan

los pájaros afinados,

trayendo risas en su pico,

gotas de mozart

                  zart         zart





***
Eeva Liisa Manner. Finlandia. (1921-1995). Vivió largos períodos en España. También escribió Teatro. Considerada como una de las poetas más notables de su país. Algunos de sus libros son: Este viaje.  Si la tristeza dejara una estrella de humo. Los cantos órficos.  Huyen las velas a toda vela. Piedra escrita y Fahrenheit 121.

[Ir a la portada de Tachas 370]

Comentarios