Es lo Cotidiano

DISFRUTES COTIDIANOS

La maestra naturaleza

Fernando Cuevas de la Garza

David Attenborough, Una vida en el planeta (RU, 2020)
David Attenborough, Una vida en el planeta (RU, 2020)
La maestra naturaleza


Un par de hombres presentan en sendos documentales sus experiencias en relación con el mundo natural y la importancia de pensar a partir de las lógicas de los ecosistemas y la sustentabilidad, estableciendo relaciones más cercanas e incluso afectuosas con el entorno y las demás criaturas. Uno de ellos plantea una perspectiva macro, recuperando su amplia y larga experiencia como divulgador y explorador de muchos rincones del mundo, mientras que el otro se centra en un bosque de kelp cercano a su casa en Sudáfrica, donde habita una peculiar y entrañable criatura que simboliza lo maravilloso y misterioso que son los seres vivos más allá de nuestro atávico antropocentrismo.

En David Attenborough: Una vida en el planeta (RU, 2020), documental dirigido con justo tono didáctico por Fothergill, Hughes y Scholey, el nonagenario viajero comparte sus reflexiones acerca de las transformaciones que ha atestiguado en el mundo bien conocido por él; sobre todo, centra su enfoque en la manera en la que de unos ciclos naturales estables y predecibles, que favorecieron el impresionante desarrollo de la especie humana, asistimos ahora a un entorno cada vez más caótico y cambiante, sin seguir patrones precisos y afectados por nuestras formas de vida. Muestra con datos la reducción progresiva de recursos en contraste con el aumento poblacional y el desbalance que se ha provocado en los años recientes: es un recuento del deterioro que ha visto durante sus 93 años, es decir, únicamente los de su vida.

El filme no solo muestra la pérdida y el desgaste del planeta, así como las consecuencias en un futuro muy cercano de seguir por el mismo rumbo, sino que también propone alternativas de recuperación, partiendo del ejemplo de Chernobyl y la forma en la que la naturaleza ha hecho su trabajo ante la ausencia humana: saber dar un paso de lado, reducir el consumo de carne, recurrir a la agricultura hidropónica y vertical, aprovechar los espacios citadinos, cuidar los bosques, repensar la pesca y la ganadería y detener la sobrepoblación, entre otras acciones concretas. Retomando imágenes de diversas expediciones, insertadas con precisión en el cuerpo visual del discurso y aprovechando la música de Steven Price, se fortalece la tesis del filme, orientada a llamar la atención y a mostrar caminos por los que podemos transitar como especie, tal como se muestra en el caso holandés y japonés.

Por su parte, Pippa Ehrlich y James Reed dirigen My Octopus Teacher (Sudáfrica, 2020), un descenso emocional a un hábitat que parece de otro planeta, con todo y habitantes alienígenas: el cineasta Craig Foster, atravesando momentos complicados en su vida, establece una emotiva y cercana relación, en constante proceso de interpretación, con una sensible e inteligente pulpo hembra. Durante un año, se encuentran casi todos los días en el maravilloso bosque submarino en el que vemos las creativas acciones de sobrevivencia que van de la caza a la huida, en cuanto a formar parte de una cadena alimenticia, así como ciertas demostraciones de confianza y cercanía. La paciente cámara consigue capturar tomas de notable belleza e incluso de angustia, en tanto el trabajo de edición permite dar cuenta de este vínculo entre humano y pulpo, al fin trascendiendo a sus respectivos hijos.

A pesar de la catástrofe ambiental que estamos viviendo, todavía estamos a tiempo de revertir algunos de los efectos padecidos y de cambiar el panorama de futuro: requerimos elevar nuestro nivel de conciencia como ciudadanos que se refleje en acciones personales orientadas a convertirse en costumbres multitudinarias; diseñar y desarrollar otro tipo de políticas públicas y elegir mejores gobernantes, capaces de impulsar iniciativas sustentables que se centren en información consistente para mirar al futuro, sin estar anclados en un pasado depredador motorizado por combustibles fósiles. Aprender otra vez de la naturaleza, cual gran maestra.

Ambos documentales están disponibles en Netflix.


[Ir a la portada de Tachas 385]

Comentarios