Es lo Cotidiano

CRÓNICAS DE ROCK

Y el rock chicano llegó a Bellas Artes • Beto Cronopio

Beto Cronopio

Prometeo, Espectáculo pop
Prometeo, Espectáculo pop
Y el rock chicano llegó a Bellas Artes • Beto Cronopio

A Pablo Gama, guardián del acervo de rock chicano.

Durante mucho tiempo se ha difundido la creencia de que el gobierno, después del Festival de Avándaro, persiguió/prohibió el rock mexicano; creo que habría que poner en un contexto más amplio dicha aseveración. Permítanme contarles una historia.

El 4 de diciembre de 1971, a menos de 3 meses de realizado el Festival de Avándaro, el rock chicano llegó al máximo recinto cultural de nuestro país: El Palacio de Bellas Artes. A las 17 horas de ese día se presentó “Prometeo, Espectáculo Pop”, organizado por los hermanos Coen. No fue la primera presentación del Rock Mexicano en ese lugar, ya que “Los Locos del Ritmo” habían actuado en 1966 en una tardeada de Radio Mil.

Comparto la crónica del maese Carlos Baca, publicada en la revista “México Canta” número 365, de fecha 24 de marzo de 1972:

“¡EL ROCK LLEGÓ A BELLAS ARTES! Simón, cámara; el huatísimo de ustedes estuvieron ahí y palparon la acción tan gruesa de que el centro cultural cuadrado más importante de chicanolandia se convierta en sala de concierto rocanrolero… ¡y vaya qué concierto fue! Los tres grupos que actuaron estuvieron mejor que nunca y la onda se combinó con cotorreos y danzas teatrales; algunas muy alivianadas y otras no tanto… El primer número fue algo padrísimo: unas chavas con el cuerpo pintado muy loco (el cuerpo, no la ropa) bailando frente a un loco greñudo sentado en flor de loto, con el que al final acaba la onda en acto de amor, al tiempo de música cósmica grabada… Un número bastante efectivo, tras el cual entraron Peace and Love soltando su onda…y cámara… mis absolutos respetos para estos maeses…cada vez están mejor y mejor; y ya no hay nada que el Peace le pida a cualquier banda gaba o lo que sea de su estilo… tocaron varias de sus rolas, como “Sentimiento Latino” (que en el disco está tambor que cámara), “Tenemos el poder” y todo Bellas Artes cantando: “¡Tenemos el poder!”, etc. etc. (es vaciado referirse a “Bellas Artes” como un público chabacano) (y la chaviza que fue, cámara; desde Avándaro no veíamos puro freak; casi se llenó de maestrines de onda muy acá)… Pero tras P&L, los números teatrales ya no aguantaron mucho, aunque algunos simón… luchadores, saltimbanquis, etc… Los Dug Dugs fueron el segundo grupo; salieron vestidos con frac u onda de esas, todos como pingüinos con las greñotas, se veían vaciados… De repente me parecieron el New York Rock & Roll Ensamble… lo que tocaron es su onda superheavy, varias piezas de su LP (como “Lets Make It Now”) pero aún sin la borrega, que mala onda… El Bátiz con todo y Macaria y la Baby, estuvo loquísimo hasta el gorro; la chaviza pidió más y más y tuvieron que volver al escenario… el caso es que esto ha inaugurado un nuevo público para Bellas Artes, de greña y de sonrisa y no de pelo apachurrado y seriedad… y ha sido prácticamente el reconocimiento del INBA al rock como ARTE, cosa que todos sabemos que es, claro; pero las ventajas de ello es que se puede tener rock impulsado por el mencionado Instituto… ojalá y siga así la onda; que el éxito completo que tuvo este pasado concierto sirva para presentar más; que autoricen de nuez el Auditorio Nacional, por ejemplo… los precios fueron varios (de ocho a cuarenta bolas) por lo que no hubo fijón para llegarle.”

Como dicta la tradición en ese recinto, junto con el boleto se entregó a los asistentes un programa de mano, el cual contenía la información de los artistas, así como varios anuncios (incluyendo uno del perfume Chanel no. 5).

Armando Molina, representante de los grupos de rock chicano más importantes de ese momento, estaba promocionando el primer LP del grupo Peace and Love, por lo que mandó imprimir unas postales conmemorativas de dicho evento, anunciando que estarían presentándose durante todo el mes de diciembre en el salón el Globo.

Conversando con Armando Molina, me dijo que el lugar se llenó y que la participación de P&L inició con esta rola, por lo que el sonido de la flauta inundó el majestuoso lugar:

Y el próximo diciembre se cumplen 50 años de tan importante evento.

[Ir a la portada de Tachas 425]

Comentarios