lunes. 26.09.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA 451

Tachas 472 • Crónicas del fracaso de la cacería, de Ulises Torres • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

Crónicas del fracaso de la cacería, de Ulises Torres
Crónicas del fracaso de la cacería, de Ulises Torres
Tachas 472 • Crónicas del fracaso de la cacería, de Ulises Torres • Jaime Panqueva


Finalizo la serie de poetas del Fondo para las Letras Guanajuatenses publicados recientemente por Ediciones La Rana con este poemario de Ulises Torres, quizá el más complejo en la manera de desplegar su voz narrativa y de abordar sus temas a través de la concisión del lenguaje. Influido por los temas orientales y las formas breves como el haikú. Torres compone escenas narrativas, inventa personajes o desdoblamientos, como Jacqs o el poeta Li Than, para dar cuenta de un absurdo múltiple, infinito en su capacidad de hibridar y relacionarse con la palabra. La cacería despliega anzuelos a través de duras capas de hielo, jaulas y escopetas que aguardan volátiles u otras presas, mientras nos habla con humor de las peripecias de los abuelos del barrio o los ancianos de Nagasaki. Multiplicidad absoluta contenida en breves líneas que por su equilibrio y armonía se antojan esféricas. A continuación algunos ejemplos:



 

A los niños de por aquí les gusta acelerar
Regresábamos a casa
al cruzar una esquina
bajaron del cielo cuatro mujeres
envueltas en cuero
moviendo su sombra de forma provocativa

madre apretó mi mano
alargó sus zapatos cuanto pudo
            –no voltees a verlas
pero mis ojos
se atoraron en sus pechos

un rubia luminosa clavó su respiración en mí
me lanzó una mirada
y por alguna razón eso me dio miedo

Sueños húmedos
Jacqs puede dormir de muchas formas:
boca arriba
con la almohada entre las piernas o desnudo
incluso boca abajo
o con los ojos abiertos en posición fetal

cada noche
a las dos o tres de la mañana
se levanta a cerrar la ventana y sin saber que el frío
sopla por dentro
vuelve a la habitación y se transforma
en una cuchara
que raspa el fondo del océano

Eclipse lunar
La noche es un zapato
colgado
entre los cables de luz

Para la muerte no hay edad
Abuelo estuvo enamorado
de una mujer que presumía romances con el Káiser
por esa razón jamás tuvo valor para acercarse a ella

años después, cuando
la quijada del abuelo era una
suela de zapato desprendida
encontró a la mujer en una sala de hospital

tenía la apariencia de un sillón abandonado
había perdido su elegancia y altivez, abuelo
fue hacia ella y la miró a los ojos
después volvió a su sitio en la sala de espera
y predijo el colapso del sistema de salud

Homilía
todo el amor del mundo
está en las paredes
de los baños públicos

Las ventajas de la ceguera
El señor Zhong, ciego millonario
recoge desperdicios en Anhui
provincia china
famosa por sus rojos tés
vestidos harapientos
cabezas de pez y mariposas

Zhong se desliza
sobre las nueve montañas
de la provincia
masca vientos aromáticos y escupe
sobre un montón de rocas apiladas

Debajo de las rocas, desde hace más de dos mil años
florecen los restos del poeta Li Than.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com


 

[Ir a la portada de Tachas 472]

Comentarios