Imprimir

La crisis de la Unión Europea y el catecismo de Hayek

Jesús Batta González |

Es lo Cotidiano | 16 de mayo de 2016

"Este artículo busca explicar la crisis de la zona Euro como consecuencia de la aplicación de las teorías Hayekianas."

 

 

 

Este artículo busca explicar la crisis de la zona Euro como consecuencia de la aplicación de las teorías Hayekianas.

Se presentaraá un resumen breve de la Unión Monetaria, sus condiciones, las crisis europeas más desgastadoras, los principios de Friedrich August von Hayek aplicados, y el desmantelamiento del sistema social europeo como una recomendación del economista mencionado.

El 7 de febrero de 1992 se firmó el Tratado de Maastricht, creando el Banco Central Europeo, BCE, cuya misión es implementar la política monetaria y después la creación del Euro.

Los gobiernos están obligados a endeudarse con los bancos comerciales en las mismas condiciones que las empresas, reduciéndose a un agente con status privado, planteando las condiciones siguientes:

  • Las tasas de inflación de los países de la Unión no deben superar en 1.5% a la de los que tienen menor inflación.
  • El déficit presupuestal no debe superar el 3%, para evitar externalidades negativas del déficit público.
  • La deuda pública bruta de los Estados no debe exceder el 60% del PIB.
  • El margen de fluctuación estrecha de los tipos de cambio dentro del Sistema Monetario Europeo debería ser respetado durante al menos 2 años sin devaluación ni tensión.
  • Las tasas de interés a largo plazo no deberían exceder en más de 2% el promedio de los tres Estados que hayan tenido los mejores resultados en materia de estabilidad de precios.

Esta política resulto insuficiente, ya que en 2007 estalló la crisis de la económica europea, tal como se presenta a continuación.

LA CRISIS EUROPEA

Empieza en 2007 con la crisis de los sub primes, desencadenada por el estallido de la inmobiliaria que desembocó como primer acto en crisis financiera y bancaria sistémica.

En 2010 parecía que la economía estaba en calma, pero el deterioro de las finanzas públicas y el endeudamiento público de los gobiernos tuvo como consecuencia una recesión, y los planes de reactivación masivos condujeron a la crisis de las deudas soberanas de la zona euro.

El endeudamiento privado fue convertido deliberadamente en público.

El alza de las deudas públicas fue consecuencia y no causa de la crisis.

Los Estados debieron sostener la actividad y socorrer al sistema bancario, aumentaron sus gastos en prestación de sus desempleados y, sobre todo, registraron importantes pérdidas de ingresos fiscales.

La crisis de deuda soberana se origina por una crisis de la balanza de pagos.

Antes los países ricos como Alemania, Finlandia, Holanda, Austria y Bélgica, financiaban con flujos de capital a los menos desarrollados como Francia, España, Italia, Grecia, Portugal e Irlanda.

Se desviaron estos capitales, y con la modificación del sistema financiero internacional fueron canalizados como diversos productos financieros sofisticados, entre ellos los derivados.

Cuando se dieron cuenta los del norte que el sector privado del sur estaba muy endeudado, les dejaron de prestar, provocando una crisis de balanza de pagos, y ante la incapacidad de financiar sus déficits exteriores y servicios de la deuda externa los del sur desencadenan la crisis.

Todo inicia en Grecia

La crisis empezó con este país, que había hecho fraude y evasión fiscal, endeudándose demasiado. El 20 de octubre de 2009 el nuevo ministro de hacienda de su gobierno socialista anuncia que el déficit público no representa el 5% sino 12.5%, y revisado posteriormente, 13.6%.

El inicio de la espiral especulativa, que llama a los especuladores a apostar contra Grecia, hace más débil a esta economía.

Irlanda

La crisis irlandesa se dio porque las empresas extranjeras, sobre todo las armadoras, atrajeron inversiones para iniciar su entrada en la zona euro.

Irlanda tiene una tasa impositiva del 12.5%, muy por debajo de Alemania y Francia, donde es de 30%.

Las deudas privadas son convertidas en deudas soberanas, que deben ser pagadas por los impuestos de las naciones más pobres.

En el caso irlandés, el Anglo Irish Bank (AIB) fue incapaz de hacer frente a sus obligaciones, y el gobierno socializó o adquirió la obligación de salvamento. La crisis Islandesa fue en 2010.

Solo en Islandia mediante un referéndum, el gobierno rechazó adoptar las obligaciones de los bancos o de sus accionistas.

España

La crisis de España se dio porque en vez de ir a la producción manufacturera, los flujos de capital fueron destinados a la industria inmobiliaria, y al haber pocas exportaciones no se generaron las suficientes divisas, ni siquiera por parte de la industria turística. Por eso suspendieron los pagos los bancos españoles.

Las tasas de interés

La deuda de los países Euro del sur como Italia, Portugal, España y Grecia, se explica porque cuando apareció el Euro, las tasas de interés para ellos fueron iguales a las de Alemania, Holanda etcétera.

Lo que pasa es que antes las tasas cobraban primas de riesgo que hacían las deudas del sur muy caras.

Se endeudaron de más y lo metieron en inmuebles que no produjeron suficientes divisas, y comenzó la crisis.

En todos los casos, con excepción de Islandia, el dinero de los impuestos de los contribuyentes pagó las pérdidas de los especuladores, protegidos por la doctrina del señor Hayek.

¿Qué dice el catecismo según Friedrich August von Hayek?

La teoría de Hayek dice que antes de que haya decidido invertir, la sociedad posee un fondo para gastar en inversión.

Para formar ese fondo (ahorro) basta con disminuir el consumo presente.

Desde esta perspectiva, el ahorro determina la inversión y la política de austeridad es benéfica, ya que se incrementa el fondo de ahorro que luego será destinado a la inversión.

Los mandamientos de los neoliberales austeristas son:

  • La sociedad debe converger hacia el sendero del rigor.
  • Todos los agentes deben saldar sus cuentas sin recurrir al crédito.
  • Todos deben vivir según sus verdaderos medios.
  • Deben vivir en la realidad.
  • Para converger al estado de rigor, la sociedad debe abolir los falsos medios de gasto que nutren los déficits en las cuentas.
  • Para equilibrar las cuentas la sociedad debe sufrir una reducción de su nivel de vida.
  • Mientras más se empobrezca hoy aceptando el sacrificio, mañana gozará de verdaderas riquezas.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/jesus-batta-gonzalez/crisis-union-europea-y-catecismo-hayek/20160516154125029753.html


© 2020 Es lo Cotidiano

esloCotidiano | Las redes sociales son el periódico

Contacto: eslocotidiano@gmail.com
Colaboraciones para el suplemento semanal Tachas: tachas.eslocotidiano@gmail.com

Director General: Leopoldo Navarro