Opinión • Cambiar • Arturo Mora

“…el único camino es poner a prueba las nuevas respuestas y empezar a hacer nuevas preguntas…”

Opinión • Cambiar • Arturo Mora

El cambio no solamente es necesario
en la vida, es la vida misma.

Alvin Toffler

Si te das cuenta de que todas las cosas cambian, no hay nada con lo que te querrás quedar.
Si no temes la muerte, no hay nada que no podrás conseguir.

Lao Tzu

Prefiero mis malditas cicatrices y mis recuerdos de tantas y tantas locuras, que una vida llena de arrepentimientos.
David Sant

Hoy escribo dentro de la vorágine de los cambios que en la vida se nos presentan como sorpresas y con cambios que son anhelos que se concretan en los hechos; ahí es donde estamos. Los cambios son inherentes a la condición humana. Aunque buscamos por inercia permanecer sin cambios, las rutinas, la zona de confort, la estabilidad y la huida de los riesgos es algo que seduce, pero que también paraliza y mata hasta el espíritu más libre y más creativo.

Vivir es arriesgarse a tomar decisiones y al final de cuentas somos la suma de las decisiones que vamos tomando y en un sentido más humano, siendo responsables -idealmente- de cada una de las elecciones que vamos haciendo en nuestra trayectoria de vida.

No hay dos días iguales, pese a la ilusión de creer que la monotonía corta con las mismas tijeras cada amanecer. Cambiar de opinión es de sabios, dice el refrán popular. ¿Qué es la sabiduría, sino el poder actuar en consecuencia ante los cambios de los tiempos? Podemos ver cómo vamos transformando nuestro juicio y nuestras ideas desde las experiencias que vamos viviendo y de la forma en que respondemos a los tiempos y circunstancias en las que se transitando, aceptar y saber que muchas veces contradecirnos de lo que dijimos o creímos hace unos años, inclusive unos meses, inclusive días, y eso no significa que no tengamos un criterio propio. Lo que sí es que dejamos de tener certezas que no nos dejan pensar críticamente.

A veces los cambios nos llevan a lugares inéditos que ponen a prueba nuestro temple, nuestra cordura y más cuando lo nuevo toca el corazón, cuando la razón es cuestionada y cuando los sentimientos son trastocados desde un “otro”, una “otra”, que hace sentir y percibir nuestro pequeño mundo de otras maneras, creando respuestas nuevas a muchas preguntas de las que creíamos tener las respuestas, pero sobre todo, al pensar que eran las correctas. Hoy no hay verdades absolutas y solo tenemos aproximaciones a la verdad, y el único camino es poner a prueba las nuevas respuestas y empezar a hacer nuevas preguntas.

Cambiar de aire y de paisajes, mudarse, dejar de aferrarse al deber ser, hacer eco a la intuición, permitir reconocer lo que se siente, ir identificando nuestras emociones y hacer por tanto la reflexión necesaria, para hallar los sentimientos que nos producen y poder llevarlos al plano de la razón, en un dialogo interpersonal, hace que cualquier cambio tenga sentido y valga la pena, y vale decir que valga la pena, porque todo cambio es una renuncia.

Toda transformación es un duelo, y la vida misma es un constante penar, que más allá de su posible sentido trágico, es lo que permite apreciar la vida buena, el sentirnos bien, y hacer sentir a otros lo que es la felicidad, el placer, la dicha, el gozo, la alegría, la satisfacción y dar valor a lo que se tiene que pasar y las más de la veces sufrir para que el cambio haga de la suyas y le dé significado a la vida y se resignifiquen todas las experiencias vividas, porque  “Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”, escribió Eduardo Galeano.                                                                                

Julio Numhauser, músico, cantante y compositor chileno, creó esta canción que es un himno a la vida misma: “Todo cambia”. Dejo la letra de la canción y dos enlaces para escucharla en dos de las voces más hermosas. Una en la voz de Mercedes Sosa  https://youtu.be/3vrCqcmMayg y otra con Guadalupe Pineda https://youtu.be/mjGQfxWBktI.

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Y el más fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aunque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie, no extraño

Cambia, todo cambia, sí, señor, ya cayo, ya cayo
Cambia, todo cambia
(Cambia, todo cambia)
(Cambia, todo cambia)

Y el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie, no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Y lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esas tierras lejanas

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Y lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En estas tierras lejanas

Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia
Cambia, todo cambia

Comentarios