Los continentales de fut 2021 [XXXIV]: México pierde la final de la Copa Oro • Fernando Cuevas

mexico
México pierde la final de la Copa Oro
Los continentales de fut 2021 [XXXIV]: México pierde la final de la Copa Oro • Fernando Cuevas


TORNEOS INTERNACIONALES 2021 (XXXIV)

Concluyeron los tres torneos que fuimos acompañando a lo largo de esta serie de textos. Italia, Argentina y Estados Unidos terminaron por alzar los respectivos trofeos sin ser necesariamente los favoritos y ahora todas las selecciones velan armas para disputar las eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar en el 2022. Gratas sorpresas, infaltables decepciones, retrocesos y avances convivieron en el desarrollo.

COPA ORO (X): EL CIERRE

Llegamos al final del certamen que si bien se encuentra por debajo del europeo y sudamericano, nos regaló buenos momentos, destellos de talento y pasión fuera y dentro del rectángulo de juego. En general superó las expectativas y se fortalece, si bien sigue habiendo áreas que pueden fortalecerse, como el arbitraje, por ejemplo, y el adecuado uso del VAR.

MISMA DOSIS, IGUAL COMPORTAMIENTO

México empezó en plan dominante con Funes Mori fingiendo de manera ridículo y rematando de cabeza con peligro: ojalá se concentrar en jugar. El control continuaba y un error de Álvarez casi cuesta el primero, si no fuera porque Arriola echó su disparo por un lado, abriendo un breve pasaje de fallas, favoreciendo a un inoperante equipo de blanco que seguía sin construir juego, solo aprovechando los titubeos del rival. Cerca de la media hora las aguas volvieron a su cauce y los mexicanos retomaron el predominio y la versatilidad hacia delante, con buenas incorporaciones de Gallardo y Rodríguez. Hacia e final, un contraataque de Estados Unidos y un posterior remate cercano en tiro de esquina, regresaban el temor a la puerta mexicana, que aumentó por la salida obligada de Moreno, hombre de gran seguridad al fondo, suplido por el cuestionado Salcedo.

La segunda parte empezó con una llegada por bando en la que la pelota quedó un poco larga para quienes pretendían rematar y Pineda falló de manera increíble un par de pelotas francas. Seguía el dominio abrumador de los hombres de negro pero de pronto se presentaban algunas jugadas de peligro de los de casa, dedicados a cazar el error y aguantar atrás lo más posible. Equilibraron los estadounidenses a falta de media hora y poco después enviaron varios cambios para refrescar al pelotón, funcionando para generar llegada con alta dosis de peligro, lo que no habían logrado en todo el partido, sobre todo una que salvó el portero de los Pumas con la espalda, al filo de la navaja, además de un par de aproximaciones mano a mano. Algunos cambios del cuadro mexicano y otra vez se niveló la cancha en los últimos diez minutos, aunque ya sin inquietar mayor cosa, para dar paso al alargue.

Primero llegaron los de casa en el tiempo extra y respondieron los visitantes (jugando como en hogar propio por el apoyo del respetable), ambos al final en posición adelantada; otro lance del portero Talavera y un par de centros al área de parte de los mexicanos fue todo en los primeros quince minutos, en los que mejoró el desempeño del TRI. Tras el cambio de cancha y la toma de agua, volvieron los de las barras y las estrellas a inquietar la puerta rival, cuando los dos conjuntos ya mostraban los estragos de la batalla, hasta que a tres minutos del final, un servicio al área fue conectado por Robinson, ante la falla en la marca, para anotar el gol definitivo: como lo hicieron contra Jamaica y Qatar, los estadounidenses aguantaron y definieron en el anochecer del partido, repitiendo la dosis al cuadro mexicano, otra vez jugando de más a menos, con buenos primeros tiempos y decepcionantes complementos.

Estados Unidos se corona en el torneo con una selección B. Si bien es cierto que en varios de sus partidos no fue superior, queda el mensaje para el resto de los equipos y hacia el propio desarrollo del fútbol de su país, considerando que casi todos los jugadores campeones se desempeñan en la liga local. Un buen augurio después de ausentarse de la copa del mundo del 2018, si se observa el potencial de los jugadores titulares en conjunto con estos jóvenes que mostraron saber lidiar con la presión y mantener el nivel de entrega a tope, supliendo carencias técnicas con la enjundia necesaria y mostrando que hay mucho futuro, con base en un presente consistente. Ya se verá en el octagonal eliminatorio.

Por su parte, México deja muchas interrogantes de cara a la eliminatoria mundialista, tras perder su segunda final veraniega ante su acérrimo rival, después de ser derrotado en la Nations League. Queda la impresión de que ante las incidencias, no hubo respuestas atinadas desde la banca y en el campo de juego; de pronto el plantel parecía corto y en consecuencia las ausencias terminaron pesando, sin olvidar que se jugaba contra un conjunto alternativo, sumando la falta de contundencia al frente y la incertidumbre que privaba en la zona defensiva. Se espera una detallada autocrítica que se traduzca en aprendizajes para manifestarlos en el terreno de juego ahora que se vienen los partidos rumbo al Mundial del año entrante.

Comentarios