Los torneos continentales 2021 [XIII]: Ahora sólo la Copa América • Fernando Cuevas

“Un breve análisis de cómo quedaron los grupos en la Euro…”

Eurocopa
Eurocopa
Los torneos continentales 2021 [XIII]: Ahora sólo la Copa América • Fernando Cuevas

Ahora solo partidos de este lado del mundo, ante la finalización de la primera fase en la competencia europea. Un breve análisis de cómo quedaron los grupos en la Euro y el seguimiento a la Copa América.

EUROCOPA (XIII): FIN DE LA FASE DE GRUPOS

En general grandes partidos jugados de manera limpia, con intervenciones atinadas del VAR en la mayor parte de las ocasiones y dando un sentido de justicia a los resultados, más allá de cortar la continuidad; bienvenidas sorpresas, confirmaciones y algunos partidos en los que a pesar de haber un favorito, resultaron más parejos de lo esperado. Por si lo hubiéramos olvidado, la presencia de la gente en la tribuna es un factor clave para el espectáculo futbolero dado que forman parte integral del desarrollo de los partidos. Los goles aparecieron más en las segundas partes y llamó la atención la cantidad de ellos conseguidos en los primeros minutos tras regresar del descanso.

Los tres equipos que cosecharon los nueve puntos fueron Bélgica, una de las selecciones favoritas de inicio; Italia, con más tiros a puerta (60) y sin gol en contra, como Inglaterra, y una rejuvenecida Países Bajos, selección con más goles anotados (8). En la contraparte, Macedonia no consiguió ningún punto, si bien dejó un buen sabor de boca en su debut europeo. La mayor efectividad en la relación goles/tiros a portería, fue la de Portugal, marcando una vez cada cuatro disparos con el hombre récord en sus filas.

En el grupo A, Italia se mostró sólido, Gales y Suiza hicieron lo necesario y Turquía fue la decepción del torneo; en el B, Rusia, Finlandia y Dinamarca terminaron con tres puntos, si bien ésta última alcanzó la clasificación con justicia y la primera estuvo muy por debajo del desempeño alcanzado en el Mundial celebrado en su patio, en tanto Bélgica lideró el grupo ganándole a los tres. En el sector C, los renovados Países Bajos se mostraron muy solventes, mientras que Austria cumplió con su parte, Ucrania calificó de panzazo y la combativa Macedonia se quedó en la orilla pero robándose aplausos de propios y extraños.

Por su parte, en el pelotón D, Inglaterra lideró sin mayores méritos y con resultados esperados pero desempeño discreto; Croacia se recuperó de una derrota inicial para alcanzar el segundo puesto; República Checa alcanzó el tercer puesto y Escocia, a pesar de su corazón valiente, quedó fuera. En el E, Suecia acabó inesperadamente arriba, seguida de España y fuera de la zona Eslovaquia y Polonia, mereciendo más ésta última, y en el F, Hungría dio una gran batalla pero no le alcanzó para avanzar, lo que sí logró Francia, en plan de sobrellevar, Alemania con su espíritu indómito y Portugal, haciendo lo necesario.

COPA AMÉRICA (VIII)

Dos partidos que terminaron con idéntico marcador en los que los ganadores no sufrieron en defensa, anotando un gol por periodo para resolver el trámite.

Triunfo rutinario

Bolivia se jugaba casi su última carta frente a Uruguay, sabiendo que su partido faltante es contra el favorito del grupo. Pero los charrúas también necesitaban sacar el resultado y salieron en papel dominador desde el inicio en la Arena Pantanal de Cuiabá, teniendo la pelota y orientándose hacia la posibilidad de abrir el marcador en forma temprana. No fue así, a pesar de que la mayor parte del tiempo se jugaba en el campo de los bolivianos, quienes durante todo el primer tiempo se acercaron si acaso un par de veces al arco de la Celeste. El gol uruguayo llegó hasta el 39’, cual evento desafortunado: el defensor Quinteros quiso sacar una pelota peligrosamente cercana pero la rebotó en el portero Lampe y, en forma carambolera, entró en la portería.

El complemento se desarrolló en similar vertiente, con los uruguayos rondando con algunas opciones en los pies y los bolivianos con dificultades para llegar al arco de enfrente, si bien en los minutos iniciales alcanzaron a terminar un par de jugadas. La posesión ya era mucho más equilibrada pero el ambiente de acecho resultaba contrastante, como si el segundo de los uruguayos fuera más probable que el empate boliviano. Así fue: varios avisos de diversos jugadores, incluyendo a Cavani, prepararon el gol del jugador del Manchester United, apareciendo justo en el centro del área para empujar la pelota al 79’ y sentenciar el partido. En el tiempo restante, todavía quedaba esa sensación de que los uruguayos anotarían cada determinado lapso si se siguiera jugando.

Triunfo apacible

En los primeros minutos el flujo del partido abarcó ambas porterías, aunque sin ponerlas en zona de riesgo, con una disposición más adelantada de lo esperado por parte de Paraguay, que en ciertos momentos ejercía presión alta en la salida de Chile. Ambos equipos circulando la pelota con buena dosis de precisión, pero también con rápida capacidad de reorganización cuando perdían la pelota. Los paraguayos, ahora de blanco, inclinaban ligeramente la balanza y en ese proceso cayó su gol al 33’, gracias a un remate de cabeza en lo alto por parte de Braian Samudio, jugador del Toluca. El tiro de esquina como arma predecible pero cargada de posibilidades, según se ejecute.

El equipo paraguayo mantuvo la intención del periodo previo, evitando echarse para atrás y confiarse con el gol de ventaja, en tanto los chilenos seguían en un largo proceso de adaptación a la naturaleza de un partido que les parecía un cuanto tanto ajeno. Medel cometió un penal innecesario, reclamado enfáticamente por los chilenos, para que Almirón anotara el segundo tanto de los guaraníes, confirmando su mayor comprensión del desarrollo del juego. Vendría otra jugada, ahora en el área de los paraguayos por una discutible mano, que entre el VAR y el árbitro se tardaron más de lo debido para tomar la decisión, al fin contraria a los chilenos, a los que les faltaba prisa, profundidad y un gramo de capacidad de riesgo para al menos inquietar el arco de Paraguay, apenas recibiendo un disparo en todo el partido.

Comentarios