Bárbara y Miguel • Más de lo mismo • Crimen (sin) castigo

Bárbara y Miguel • Más de lo mismo • Crimen (sin) castigo

Bárbara y Miguel

Como buenos políticos, ayer la presidenta municipal de León, Bárbara Botello Santibáñez, priista, y el gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, panista, se dieron la mano, tan quitados de la pena.

En su encuentro público, nada dijeron de sus diferencias de la semana anterior, que comenzaron con la inasistencia del gobernador Márquez al informe de la Alcaldesa, se continuaron con el reclamo de ésta por la supuesta falta de apoyo económico de las autoridades estatales al municipio, siguieron con el abucheo durante la ceremonia al secretario de Desarrollo Social y humano de Guanajuato, Éctor Jaime Ramírez y remataron con las declaraciones de este hombre en las que prácticamente tildó de ignorante a  Bárbara en asuntos presupuestales.

Ayer coincidieron Miguel Márquez y Bárbara Botello en León. Encabezaron la incineración de banderas, durante la ceremonia de Honores. Además, asistieron a la inauguración de la exposición “Conoce tu Ejército”, en el Archivo Histórico Municipal.

Amiguísimos. La alcaldesa aseguró que nunca ha habido siquiera un distanciamiento con el Gobierno del Estado, que encabeza su adversario de partido, el panista Miguel Márquez Márquez; y aseguró, así, que entre ambos hay una relación respetuosa.

Esto es lo que dijo la jefa de la comuna: “Nunca ha habido un distanciamiento ni una diferencia, siempre hemos tenido una relación respetuosa e institucional como ustedes lo pueden ver; somos políticos y aparte tenemos un gran compromiso”. Ni qué decir, son políticos: sí.

Márquez y Botello dirán lo que juzguen conveniente, pero las diferencias entre ellos son públicas, notorias y diversas en los temas: el presupuesto, la seguridad o las luminarias públicas es lo de menos. Salir de acuerdo no se les da. Pero ayer, tan cuates, decidieron parecer que la lluvia pertinaz les animó a compartir la sombrilla. Digamos que se vale.

Más de lo mismo

Con un par de “encobijados” inició la semana del crimen organizado en Guanajuato: uno en Irapuato y el otro en León. Como siempre, las autoridades únicamente fueron a recogerlos.

En Irapuato fue localizado el cadáver de un hombre, envuelto en una cobija, en una vecindad de la colonia Nuevo México.

La víctima habría muerto a consecuencia de golpes en la cabeza y diversas partes del cuerpo. Lo mataron en la madrugada y lo encontraron al mediodía.

El vecindario rumoró que un chiapaneco que rentaba una de las habitaciones, salió temprano con sus pertenencias y que lo noche anterior, un grupo había estado ahí consumiendo licor.

Acá en León, la segunda víctima fue localizada en la colonia Deportiva I, en un baldío al lado de un centro de salud.

El cuerpo de un hombre se abandonó envuelto en una cobija, y supuestamente con un mensaje de un cartel del narco, pero ninguna de estas versiones fue confirmada por las autoridades.

El punto es que estos hechos, en Irapuato, en León, en Celaya o en Acámbaro, se vuelven rutina. Se cometen los asesinatos, los forenses levantan los cadáveres y vuelta a la página, a esperar el siguiente. Si los mandos no dieron para resolver la golpiza a una jovencita…, lo otro, no, pues no.

Crimen (sin) castigo

Qué tal el dato que suelta la Conferencia Nacional de Municipios de México, CNMM: cuatro de cada diez presidentes municipales del país están amenazados por la delincuencia organizada.

En otras palabras, un 40 por ciento de los municipios en el país está amenazado por el crimen organizado. Se lo traduzco: la delincuencia revisa el presupuesto que tienen los alcaldes y les exigen determinado porcentaje de las obras, además de enviarles a las constructoras.

La denuncia la hace Leticia Quezada, que es la presidenta de ese organismo. Los casos más señalados ocurren en los estados de Michoacán, Guerrero, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas y Durango. De escándalo, la confirmación de que muchos de los alcaldes ni siquiera viven en los municipios que “gobiernan”.

Ponga atención en este dato: de 2007 a 2013, la CNMM tiene contabilizadas las muertes de 45 alcaldes en todo el país: 17 de ellos pertenecían al Partido de la Revolución Democrática, el PRD. Más de 30 alcaldes o ex alcaldes fueron “levantados”.

En Santa Ana Maya, Michoacán, el alcalde Ygnacio López Mendoza, se encuentra en huelga de hambre, en protesta por mejores condiciones para los municipios del país. Un recurso extremo, por las condiciones de abandono.

La Jaula

Lo dicho, los priistas saben jugar en equipo. La diputada local priista Yulma Rocha, quien no es precisamente la mejor amiga de la alcaldesa de León, Bárbara Botello, sostiene que es evidente la inequidad entre los municipios de Guanajuato, a partir del apoyo y los recursos del gobierno de Guanajuato: sin regateos, respaldó las exigencias que en ese sentido hizo la Presidenta Municipal de León, en su primer informe de gobierno.

De pasadita, Yulma dice que su grupo parlamentario hará una nueva revisión de las acciones del gobierno de Miguel Márquez en materia de transparencia, porque lo actuado nada más no los convence. Habrá que esperar programas.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Comentarios