Tigres de Papel • El fantasma sindical • Francisco Javier Mares

“Un fantasma rojinegro ronda los sueños de inversiones extranjeras y líderes sindicales 'blancos' y 'charros' en Guanajuato…”

Tigres de Papel 313122
Tigres de Papel
Tigres de Papel • El fantasma sindical • Francisco Javier Mares


Un fantasma rojinegro ronda los sueños de inversiones extranjeras y líderes sindicales 'blancos' y 'charros', en Guanajuato.

Esta semana los despertaría con sobresalto. Martes uno y miércoles dos de febrero, 'Día de la Candelaria', de las cinco de la mañana del primer día y hasta las diez de la noche del segundo, hay elección para definir qué sindicato se queda con la representación de los 6 mil 498 trabajadores de la planta General Motors de Silao.

La de Silao es una de las cuatro armadoras que General Motors tiene en México. Se construyó en 1995, tras la firma del TLCAN. La atracción de la inversión se realizó en el sexenio del gobernador priista Rafael Corrales Ayala -con don Joaquín Yamín Saade (+) como secretario de Desarrollo Económico, en la operación-, no a la llegada del panismo en 1991. Todos los sindicatos de la GM de Silao, donde se ensamblan las Chevrolet Silverado y las GMC Sierra, los modelos de mayor venta de la marca en el mercado estadounidense, han sido de la CTM.

En noviembre de 2018 se firmó el T-MEC, el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. A diferencia del anterior, se ocupa de las condiciones laborales en los tres países, un sindicalismo libre, entre otras pequeñas cosas -en Guanajuato ni el gobierno ni el sindicalismo cavernario se preocuparon por leerlo con calma, en las preliminares, el primero miró para otro lado, y Hugo Varela creyó que el futuro nunca llegaría.

En abril de 2021, un intento de votación para legitimar el contrato colectivo de trabajo de la GM Silao fue cancelado por irregularidades en el proceso -no pocos aseguran que el propio sindicato cetemista boicoteó la votación, frente a una derrota segura-. Un nuevo intento se programó al mes de agosto.

Decidirían validar o no la relación laboral vigente entre GM y las filas de la CTM. Votar el 'No' abriría la puerta a la alternancia. 'El coco' en la cabecera de la cama. El episodio atrajo la mirada de los gobiernos y sindicatos de Estados Unidos y Canadá.

Las cosas ya no son iguales en el mundillo laboral, desde la firma del T-MEC, empujado por el expresidente Donald Trump -sin duda, la mayor aportación del 'hombre naranja' a la relación Mex-EU (y Canadá).

En mayo de 2021 la representación comercial de los Estados Unidos amagó con una eventual revocación al acceso libre de impuestos a su país de esos vehículos de la GM -un arancel de importación de 25%-, que dispararía el costo de cada unidad. Malas noticias para el 'bisnes'. General Motors, por supuesto, se deslindó de cualquier intromisión. Los trabajadores se descubrieron a mitad de una controversia sindical internacional.

Estados Unidos formalizó una queja por medio del mecanismo de resolución de conflictos del T-MEC. En agosto ganó el ¡No! El 54.7% rechazó el contrato colectivo en curso.

Con el T-MEC, los sindicatos en México tienen un lapso de 4 años para ratificar o cancelar los contratos colectivos existentes, para confirmar o desmentir la legitimidad de sus representaciones. El plazo vence en 2023.


Spielberg y los dinosaurios

Ahora cuatro sindicatos se disputan la firma del contrato colectivo de trabajo de la GM Silao, en realidad, dos: el 'Sindicato Independiente Nacional de Trabajadoras y Trabajadores de la Industria Automotriz', SINTTIA, y el cetemista ‘Miguel Trujillo López’.

La elección sindical en la planta de Silao de GM sienta un precedente con observadores internacionales y del INE -la Organización Internacional de Trabajo, OIT, declinó, 'por falta de presupuesto', dijo.

La lucha por un sindicalismo libre en la GM Silao, ajeno al manoseo de las centrales obreras del priismo tradicional -o a las azules emergentes en otros ámbitos en Guanajuato-, y a las firmas 'de protección' patronal, se fraguó desde 2019. Las condiciones laborales habían empeorado desde 2008 con la aparición del sindicato ‘Miguel Trujillo López’.

En la GM de Silao los rangos salariales van de los 184 a los 679 pesos diarios. Los trabajadores de General Motors en Canadá y en EU ganan, en promedio, 32 dólares por hora. Más prestaciones, serían más de 50. En Silao, unos dos 2 dólares por hora.

Historia vieja, pues. Las relaciones obrero-patronales en Guanajuato han estado dominadas por el sindicalismo 'charro', generalmente de la CTM y el sindicalismo 'blanco', de gesta patronal -sobradamente, desde el aplastamiento al Frente Auténtico del Trabajo, el FAT-. Esa práctica identifica al sacrosanto 'clúster automotriz'. Los “sindicatos de protección” son bendecidos por las empresas y la autoridad, a cambio de la atracción de inversiones extranjeras -irresistibles la frontera mexicana con el mercado estadounidense, la debilidad de la moneda, la mano de obra barata y las instituciones corruptas, de manera señalada... el sindicalismo.

Guanajuato alcanzó en la última década el tercer lugar como fabricante de autopartes, bajo Coahuila y Chihuahua -en cifras de la cámara de la industria nacional del ramo-. El góber Diego Rodríguez sostiene, como sus antecesores, que la fortaleza de la planta productiva del estado obedece a 'la paz laboral'. El estribillo es que desde 2008 no estalla una sola huelga. 

Bajo la presión de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, las relaciones obrero-patronales en México están obligadas a cambiar. El T-MEC instruye que se garantice a los trabajadores participar en la negociación de los contratos colectivos y unirse al sindicato de su elección sin-que-intervengan-las-empresas. México publicó las reformas correspondientes en el Diario Oficial de la Federación el 1 de mayo de 2019. 

Ya ha transcurrido la mitad del lapso fijado en el T-MEC -2023, el límite-, y General Motors aún no alcanza la meta en sus plantas. El sindicato disidente compromete jornadas laborales más equilibradas, mejores ingresos y sumar a los obreros a las negociaciones con la empresa.

Si la GM Silao no se somete a una lid sindical en buena ley, las sanciones desde el T-MEC serían de millones de dólares... Ya casi sabemos.


(A) La Jaula
Veda por revocación

Conforme se acerca la consulta para la Revocación del Mandato -o no- del Presidente de la República, el 10 de abril -efeméride del asesinato a don Emiliano Zapata en Chinameca-, uno se fija en las letras chiquitas del guion del sainete. De risa loca la 'veda electoral' de ¡65 días! que fijó en sus 'lineamientos' el INE. Se trata de una votación que no importa, dicen los partidos políticos de oposición, que no ven en ella sino un relanzamiento de la imagen de AMLO. O a lo mejor por eso. Esa veda comienza el viernes de esta semana, 4 de febrero, fecha del lanzamiento de la convocatoria oficial. Para la realización de la consulta de Revocación se requirió de un mínimo de 2 millones 758 mil 227 firmas de ciudadanos a favor. 'Prueba Superada' concedió el buen Lorenzo Córdova, y va.  A diferencia de la consulta popular, ésta permite que los partidos y actores políticos promuevan la jornada, claro, sin utilizar 'recursos de procedencia ilícita o recursos públicos para tal fin'. Tampoco contratar propaganda en radio o televisión. Y de todo lo que hagan deberán informar -y comprobar- al INE. De los gobiernos federal, estatales y municipales, únicamente servicios educativos, de salud y protección civil pueden publicitarse. El presidente, el gabinete y los legisladores morenistas ya se hacían recorriendo el país, para informar de la trascendencia de la consulta. 'Lás-ti-ma!'. Y AMLO, caray, tiene en agenda la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía, en marzo. Tendrá que hacerlo calladito. Ajá.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDepapel

Comentarios