El gobierno mexicano cree en los Reyes Magos y no reacciona ante Trump

"...medidas que sí cumplirá Trump, y como afectaran a México en lo general y a Guanajuato en lo particular"

El gobierno mexicano cree en los Reyes Magos y no reacciona ante Trump

La única reacción que se ha observado por parte del gobierno mexicano ante Donald Trump es cuando los diputados del PRD pusieron una piñata con la figura del personaje, la golpeaban y le propinaban un porra igualita a la que el público hace a los porteros del equipo contrario en el estadio.

Con estos políticos tan valientes y originales, cualquier persona se explica por qué todavía estamos en el sub desarrollo y en la miseria política.

El problema actual es que el gobierno de Peña Nieto no ha entendido, o no ha querido entender que el ascenso de Trump es el cambio de una época, y trae aparejados cambios en los paradigmas en lo general, y en el modelo de desarrollo económico en lo particular.

Para no hacer de este articulo una exposición de rollos inútiles, se expondrán las medidas que sí cumplirá Trump, y como afectaran a México en lo general y a Guanajuato en lo particular.

En su primer año, Trump deportará a 3 millones de indocumentados mexicanos con antecedentes de faltas legales

Estaríamos hablando de más de 800 mil indocumentados cada mes.

¿Cómo se edificará la estructura laboral para dar empleo a estas personas?

El gobierno mexicano no ha podido ni siquiera generar una política económica para crear nuevos empleos, que satisfagan la oferta de mano de obra.

Según Peña Nieto, durante 2016 se crearon 850 mil puestos de trabajo formal, y según él mismo, el año pasado fue en el que más empleos se han creado desde 1983.

Con el modelo de desarrollo que impulsa el gobierno federal no se podrán crear los puestos de trabajo que México necesita.

Según la federación, la tasa de desempleo formal es del 5%.

Con este porcentaje, cualquier analista bisoño diría que la situación está bien Chévere.

Esto no es cierto, porque existe un 62% de economía informal o sub empleada, lo cual sí es un serio problema para el mercado laboral, y puede significar el incremento de trabajadores en el mercado criminal.

Por otra parte, existen más de 8 millones de ninis, que no trabajan ni estudian.

Con una situación así, es fácil que se vuelvan criminales.

Con más de 800 mil mexicanos expatriados al mes, la situación se tornará más que lamentable.

Trump aplicará una política de protección a las empresas de Estados Unidos

Dice Idelfonso Guajardo que Trump no puede hacer esto, porque iría contra la legalidad de la OMC y del TLCAN.

Efectivamente va contra los principios de ese organismo internacional y de ese acuerdo, pero más que argumentar principios legales, deberían estar ocupándose en el cambio de modelo de desarrollo económico.

Trump ya frenó inversiones de Carrier y Ford en México.

De que puede, puede. Y lo está demostrando.

Lo que se espera es una guerra comercial de Estados Unidos con China, y también con nosotros.

Desafortunadamente el gobierno mexicano ha perdido la brújula y no sabe qué hacer, y tiene miedo a tomar las medidas que se necesiten para proteger a los mexicanos.

Si sigue la indefinición, lo único que se logrará es que los populistas del viejo PRI vuelvan a gobernar, dejando en la sala de espera a los correligionarios de Ricardo Anaya,  a los cuatachos de Peña Nieto y a la familia Calderón.

El efecto Trump en Guanajuato

Guanajuato recibirá al menos 50 mil ex patriados cada mes, porque es uno de los principales estados expulsores de mano de obra.

Con una economía prácticamente monoproductora y con la debilidad de las inversiones extranjeras, a esta entidad le costará más trabajo impulsar un modelo alternativo de desarrollo.

Ya no existen los recursos del petróleo con las que el gobierno de Guanajuato financió la instalación de infraestructura para las multinacionales, los primeros salarios y capacitaciones, y hasta para pagar al personal mientras las multinacionales estaban en quiebra técnica.

Ahora se debe apoyar a empresas con capital guanajuatense, porque las multinacionales disminuirán drásticamente sus inversiones.

Se necesita impulsar, con vigor similar al usado para el TLCAN, un nuevo modelo donde participen los gobiernos, los empresarios, el sector académico y consultor, y los trabajadores.

De otra forma todo será un peligro para México, las elecciones del 2018 no traerán un gobernante sensato, y pasará algo similar a lo del Brexit y a lo de Trump, que de alguna forma ya nos sucedió con el gobierno de Vicente Fox.

Comentarios