Es lo Cotidiano

Aplica Salud Guanajuato la Encuesta Nacional de Salud Mental

Entre noviembre y enero levantan información en el noreste del estado
Guanajuato
Aplica Salud Guanajuato la Encuesta Nacional de Salud Mental
Aplica Salud Guanajuato la Encuesta Nacional de Salud Mental

San José Iturbide, Gto. El Municipio de San José Iturbide inició la aplicación de la Encuesta Nacional de Salud Mental y Adicciones (ENASAMA) 2023, informó el Secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez.

Con el propósito de obtener un diagnóstico actualizado y confiable sobre el consumo de sustancias y las condiciones generales de salud mental en el país. Vale la pena destacar que la última encuesta de este tipo realizada en México fue la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016-2017.

El objetivo principal de la encuesta es estimar la prevalencia del consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias a nivel nacional y estatal, además de identificar la condición de la salud mental en la población. 

Durante el mes de noviembre, la aplicación de la encuesta se llevará a cabo en los municipios de San José Iturbide y San Luis de la Paz.

Y en el mes de enero del año 2024 en los municipios de Xichú y Tierra Blanca, dirigida a la población de 12 a 65 años de edad. Este proceso permitirá obtener información oportuna que respaldará la implementación de mejoras en programas y decisiones relacionadas con la salud mental y las adicciones.

Las encuestas serán administradas por el personal de salud de la Red de Salud Mental y Adicciones del Estado de Guanajuato, los cuales visitan los hogares debidamente identificados con filipina y gafete de la Secretaría de Salud del estado de Guanajuato, así como de la Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones (CONASAMA), que los acredita como encuestadores oficiales.

La Jurisdicción Sanitaria II hace un llamado a toda la población de San José Iturbide, así como a la de los municipios antes mencionados, a participar activamente en la aplicación de esta relevante encuesta. 

Exhortó a la población abrir las puertas de sus hogares al personal de salud mental, contribuyendo así a la generación de datos valiosos para el diseño y la implementación de políticas de salud efectivas en la región.