jueves. 09.02.2023
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

VIBORERO

Cómo aprenden los niños el lenguajeEn el curso de sus tres primeros años de vida, los niños llegan a aprender varios miles de palabras, desentrañan la manera de construir y de comprender oraciones complejas, y logran dominar con éxito el sistema de sonidos característicos de su lengua. Y todo esto lo consiguen mucho antes de ser capaces de atarse por sí solos los cordones de los zapatos.

¿Cómo aprenden los niños el lenguaje? ¿Y cómo lo hacen con una eficacia tan manifiesta y de una manera tan rápida, superando, incluso, al adulto más capacitado? En este libro apasionante, escrito de un modo claro y fácilmente comprensible, William O’Grady lleva a cabo una revisión no sólo del propio proceso de adquisición de lenguaje, sino también de las diferentes técnicas y de los distintos experimentos, particularmente ingeniosos, que emplean los investigadores para analizar este misterioso fenómeno. Una obra idónea para cualquiera que sienta curiosidad por la manera en que funciona el lenguaje y por la forma en que se aprende.

El francotirador paciente“El Destino es un cazador paciente. Ciertas casualidades están escritas de antemano, como francotiradores agazapados con un ojo en el visor y un dedo en el gatillo, esperando el momento idóneo. Y aquél, sin duda, lo era. Uno de tantos falsos azares planeados por ese Destino retorcido, irónico, aficionados a las bromas pesadas”. Un encargo editorial pone a Alejandro Varela, especialista en arte urbano, tras la pista de Sniper, un reconocido artista del grafiti, promotor de acciones callejeras al límite de la legalidad —algunas de ellas con resultado fatales— del que casi nadie ha visto jamás el rostro ni conoce el paradero. La búsqueda conducirá a protagonista de Madrid a Lisboa, y de ahí a Verona y Nápoles en su intento por descifrar cuál es el objeto objetivo al que apunta la mira mortal del cazador solitario. El francotirador paciente es un thriller que apasiona, un formidable duelo de inteligencias, un juego al límite entre perseguidor y presa. Porque el tiempo no es lo más importante cuando quedan cuentas pendientes.

CopiEste libro recoge la transcripción de unas clases que di en el Centro Rojas en el invierno de 1988. El público fue una veintena de estudiantes muy jóvenes; a nuestro alrededor, los cuatro pisos del Rojas hervían de performances, videos, cine, música, pintura, capoeira, teatro, títeres, talleres, seminarios, cursos… Todo lo que se manifestaba parecía contiguo a su propia invención: igual que en la obra de Copi. Esa inmediatez dios el tono de nuestras reuniones. El curso se llamaba “Cómo leer a Copi”. Me pareció que la respuesta más plausible era postular una especie de continuo con el que podríamos “seguir” leyendo, a Copi o a quien sea, definitivamente, creando un mundo que siempre pasará a otro mundo que lo incluya, y éste a otro más… Con la hipótesis complementaria de que todo pasaje es una transformación, ya estábamos listos para contarnos el cuento martavilloso de Copi. César Aira. Coronel Pringles, 1949. Desde 1967 vive en Buenos Aires. Ha publicado los relatos El llanto, La prueba, El volante, Cómo me hice monja, La costurera y el viento, Los dos payados, Taxol, La fuente, La serpiente, La mendiga, La trompeta de mimbre, El Mago, Varamo, Cumpleaños, Fragmento de un diario en los Alpes…

 
 
 
 

Comentarios