Es lo Cotidiano

Tachas 542 • De cielos y guerras

Tachas 542
Tachas 542
Tachas 542 • De cielos y guerras

 

 

Este Tachas 542 se declara enterado de que no hay minuto sin obligación de entregar constancia de vida, y ofrece la mejor -por lo pronto- reacción a su alcance: una andanada de poesía.

Abre fuego -es un decir- León Plascencia Ñol con su Fotografía saturada de color, Sergio Inestrosa recuenta la Guerra, Ernesto Lumbreras desenmascara El Cielo, Cindy Hatch detalla cómo Para ir a la escuela cruzábamos Citerón], Adriana Cupul Itzá recuenta Una mujer, un diablo tierno, dos poemas breves y una flor, desde los aires de Javier Acosta Madame Rimbaud sirve un poquito más de sopa de cebolla a su hijo poeta, Eugenio Tisselli expresa la urgencia de un Tengo mucha hambre, y Efraín Velasco devela su interés por el VIII.

Por si de poesía se tratase, Julián Herbert analiza tres antologías que en el conjunto llevan la penitencia, en Lo antológico y lo generacional [I].

 

Lo Experimental de Jeanne Karen se aventura en Un día solitario.

 

Y la Guía de Lectura de Jaime Panqueva revisa lo que quisiéramos ficción pero es un presente abrumador, en El hijo del monitor de Rowena Bali.

 

 

¿Cieleamos?

[Ir a la portada de Tachas 542]