miércoles. 08.02.2023
El Tiempo
03:14
14/05/13

Otra ley anticorrupción • A cuidar de las visitas • El diputado que nadie quería •

Otra ley anticorrupción • A cuidar de las visitas • El diputado que nadie quería •

El gobernador Miguel Márquez, inesperadamente prolífico -y rápido- en materia legislativa, anuncia ahora la Ley Anticorrupción en Contrataciones Públicas para el Estado de Guanajuato, que en unos días enviará al Congreso local con el propósito, dice, de impulsar la transparencia, la rendición de cuentas y la honestidad en la función pública.

Todavía en el correr del escándalo por la compra de quinientos megáfonos para la Secretaría de Salud con su sobreprecio descarado, Márquez sacó del cajón de su escritorio la propuesta de una nueva normatividad para atajar esa práctica.
Ahí establece responsabilidades y sanciones a los proveedores del gobierno -en cualquiera de sus figuras legales y su categoría jerárquica-, lo mismo que a los servidores públicos que participen, directa o indirectamente, en las contrataciones públicas.
La iniciativa de ley considera los órganos de control interno, los lineamientos para la investigación, de oficio o por denuncia, y faculta al gobierno a requerir información a los particulares involucrados.
Las sanciones, que son el dato apantallador en toda reglamentación, serán, para las personas físicas, multas de mil a 50 mil salarios mínimos y de 3 a 8 años de inhabilitación para participar en contrataciones públicas. Para las personas morales, multas de 10 mil a 2 millones de salarios mínimos y hasta la inhabilitación de 6 meses a 10 años.
El gobernador presume que la iniciativa parte de estándares internacionales que incorporan la OEA, la OCDE y la ONU, pero advierte que -como en las “mordidas” a los gendarmes municipales- para este tipo de corrupción se necesitan dos: el que ofrece y el que acepta.

Todo lo anterior suena muy bien y hasta de avanzada, pero -el pero de siempre- el caso es que, a ocho meses de gobierno, el discurso de campaña de la legalidad, la transparencia y la rendición de cuentas de Miguel Márquez únicamente parece avanzar en la letra, mientras que a sus acciones las definen, todavía, dos características: selectivas y reactivas.
Selectiva ha sido la información referente a las licitaciones -ya citábamos aquí el proyecto “Escudo”, el proyecto “Guanajuato Iluminado” y el concurso para el abasto de medicamento al Seguro Popular-.
Selectivos han sido tanto los despidos como los destinatarios de los procedimientos administrativos y las sanciones correspondientes.
Reactiva es la presentación misma de la iniciativa de ley que nos ocupa, y hasta la del decreto que declara las corridas de toros como un patrimonio cultural intangible del estado de Guanajuato, casos ambos en los que sus asesores exhiben un tino pésimo en la argumentación y los tiempos.
Tiene razón el gobernador Márquez en que para el cohecho se necesitan dos. Para anticiparlo y frenarlo se necesitarían tres, y el tercero no aparece. Qué se le va a hacer.

A CUIDAR DE LAS VISITAS

Las direcciones de Policía y de Tránsito municipales de León trabajan contra reloj para tener a punto el operativo de seguridad, durante el desarrollo de la Conferencia Anual de Municipios 2013, que se realizará del miércoles al viernes de esta semana en el Polifórum, con la asistencia del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, a la ceremonia inaugural.

Por parte de Tránsito Municipal, el despliegue iniciará el miércoles a las 6 de la tarde y van a incorporarse 250 agentes, dedicados a agilizar el tráfico de vehículos nada más en las inmediaciones del Polifórum, un punto de la ciudad de suyo conflictivo para el tránsito vial, sobre todo en las “horas pico”.
Las actividades de la conferencia inician este miércoles con una cena que presidirá, según el programa oficial, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
Por ahora Tránsito Municipal no ha considerado el cierre de algunas vialidades, salvo un tramo del bulevar Torres Landa, el jueves, cuando el presidente Peña Nieto ice por primera vez la megabandera de México que se colocará a la altura del distribuidor vial Juan Pablo II.
Por cierto, ayer la alcaldesa Bárbara Botello Santibáñez presumió ese acto a los estudiantes del CET 77, donde rindió esta vez los honores al lábaro patrio. Les dijo que será el nuevo símbolo de unión entre los leoneses. La bandera monumental mide 20 metros de ancho por 35 de largo.

Otra vez en asuntos de Tránsito, su director Hugo Solórzano advierte que, en caso de que el Estado Mayor Presidencial lo solicite -como seguramente sucederá-, podrían cerrarse algunas vialidades, espera que de manera parcial y por un periodo de tiempo corto. Hasta ahora no ha habido instrucciones en ese sentido.
Por lo que respecta a la Policía Preventiva, informan que se vigilarán los centros comerciales, los hoteles que alojarán a los visitantes y las principales avenidas. De cualquier manera, la seguridad la coordina -obviamente- el Estado Mayor Presidencial.
A la Conferencia Anual de Alcaldes se esperan más de dos mil presidentes municipales de todas las regiones del país, gobernadores, funcionarios federales y comitivas, para un total estimado en 16 mil visitantes. Por tres días consecutivos: León, ciudad de la grilla.

EL DIPUTADO QUE NADIE QUERÍA

El diputado local por el PRI, Guillermo Romo Méndez, se está quedando solo por méritos propios.
Amigo de Alejandro Arias, del Movimiento Territorial priista, sin antecedentes políticos, Guillermo Romo Méndez se hizo candidato y en seguida diputado, de manera oportunísima, porque el exalcalde panista Ricardo Sheffield lo había acusado por la vía penal de apropiarse indebidamente de un terreno propiedad del municipio.
En el Congreso de Guanajuato nadie reparó en él, hasta que subió a la tribuna disfrazado de andaluz -o algo parecido- para defender de los verdeecologistas la llamada fiesta brava, porque él mismo suele invertir en festivales taurinos. Se le dio en llamar “el diputado torero”.
En lo cerrado de las votaciones al interior del Congreso local, parece que Romo Méndez vislumbró pronto la veta de convertirse en el diputado “bisagra” de la legislatura, y comenzó a obrar en consecuencia.
Se esfumó a la hora de votar la comisión investigadora de los pasos de Oliva que propuso su partido, y en la sesión posterior arremetió contra sus compañeros del PRI, con nombre y apellido, contra Yulma Rocha.
Con la firma del gobernador Miguel Márquez del decreto que declara las corridas de toros patrimonio cultural intangible de Guanajuato, Guillermo Romo Méndez se hunde en el escándalo. Tirios y troyanos lo acusan abiertamente de haber pactado ya su apoyo incondicional a los panistas.
Ahora, los panistas son los que habrán de preguntarse si ganaron algo. Ayer mismo, Romo Méndez les dio una probadita de lo que habrían comprado.
El diputado financió el festival taurino del domingo en la plaza de toros La Luz. El festival comenzó una hora tarde porque el diputado/empresario se negaba a pagar los sueldos de los matadores. Finalmente les dio un cheque, pero los amenazó con que ya nunca volverían a torear. Aún así, le dedicaron toros que él agradeció micrófono en mano. Uno de los animales se llamó Guillermo y acomodaron su nombre en el pasodoble a Silverio Pérez. Romo prometió pagar al final de la corrida los salarios de los mozos, pero huyó al quinto de la lidia. Se llevó hasta la medalla en disputa. Para la corrida, no hubo servicio médico ni alumbrado, porque no los quiso pagar.
Eso fue lo que compró el PAN.

LA JAULA

Hasta ayer tarde, Laura Rodríguez, quien fue atropellada por la “Lady de la Roma” en la ciudad de México, había sido declarada con muerte cerebral. La “Lady” y una amiga circulaban ebrias a bordo de un Porsche. Luego que atropellaron a Laura Rodríguez, también chocaron contra una camioneta y agredieron, bajo el argumento de que tenían influencias en el Gobierno del Distrito Federal, a los agentes que intentaban detenerlas. La “Lady de la Roma” se encuentra detenida en el centro femenil de Santa Martha Acatitla y será consignada por el delito de homicidio doloso, además de que ya contaba con antecedentes penales. Otras tienen mejor suerte. La “Lady Profeco” que ordenó cerrar un restaurante porque no le asignaron la mesa de su gusto está muy tranquila en casa y su papi, Humberto Benítez, el director de la dependencia federal, se hizo de la vista gorda para no renunciar. Los diputados locales y federales del PRD exigen su cese porque “Benítez Treviño no tiene autoridad ética ni moral para estar en el cargo”, pero, como diría la Pasionaria: “¡No pasarán!”.

Comentarios y quejas: [email protected]@FPacomares

Escuche el Noticiero: ¡De Palabra!, en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 07:30 a 09:00 Horas.

Comentarios