domingo. 26.05.2024
El Tiempo

Tigres de Papel • La silla vacía • Francisco Javier Mares

“…Así que a la ‘Casa de Piedra’, sede ‘fifí’ del encuentro amputado, faltó una de sus angulares…”

Tigres de Papel • La silla vacía • Francisco Javier Mares

-“Candidata de la coalición ‘Fuerza y Corazón por Guanajuato’, PRI, PRD, PAN: ¿Qué beneficios agregaría su gestión a esa historia de progreso y desarrollo, que ha vivido Guanajuato durante los últimos 30 años?”

-“Candidata de la coalición ‘Sigamos Haciendo Historia’, Morena, PT, PVEM: ¿Realmente haría algo contra esa plaga de asesinatos, secuestros y extorsiones, que han traído a Guanajuato la política de abrazos del gobierno federal?”

Una celada así intuyó Alma Alcaraz, de Morena -por lo visto y actuado, lo era-, y al cuarto para las doce canceló su participación en el debate programado entre las tres candidatas a la gubernatura de Guanajuato, al que fueron convocadas por la Coparmex y similares.

Se fue al vídeo en las redes sociales y, sin rodeos, en términos durísimos, atajó y avisó:

- “Sé que las presiones para convertir el debate en evento de campaña de la candidata del PRIAN han sido muchas y muy fuertes, soy muy consciente de la injerencia que tiene el Gobierno del Estado en este cambio de formato, la élite empresarial lleva años haciendo negocios en lo oscurito con el Gobierno del Estado, creen que Guanajuato es un negocio, se han olvidado del pueblo por eso hacen y deshacen a su antojo, no saben jugar limpio, sin hacer trampas, sin caer en actos de corrupción, no van a contar conmigo -no voy a participar en un debate que está hecho a modo.”

Luego, pidió a Libia Dennise –García Muñoz Ledo, su contrincante a vencer-, debatir ‘cada semana’ en encuentros avalados por el IEEG –cualquier cosa que ello garantice-, lo que a todas luces es de una ingenuidad deliberada.

Así que a la ‘Casa de Piedra’, sede ‘fifí’ del encuentro amputado, faltó una de sus angulares. El saldo en oferta, entonces, fue una presentación descafeinada de la lideresa de la contienda, Libia PAN, con el 51 por ciento de la intención del voto, y Yulma MC., allá al fondo, con el 4 por ciento de la preferencias -en números de Polls.ms, ‘encuesta de encuestas’, actualizados a abril. Alma Morena, tiene en las alforjas el 44 por ciento de los sufragios-; un encuentro sin mucho interés, atractivo o sentido, la verdad.

Ahora bien, el hecho concreto, el desaire de Alma Alcaraz a la invitación empresarial, en la inmediatez, obtuvo con creces su objetivo: fue estelar en ausencia. Quien diga lo contrario, miente.

Lo otro es la opinión de cada cual, a según el bando. Porque, a ver, ni de lejos la respuesta en un sentido o en otro al llamado de los empresarios, en realidad del ‘grillerío’ de las cámaras del sector, tendría visos de ser definitoria de la contienda. Esa tesis sería de locos. Alma decidió no asistir al primer ensayo de debate, no ‘engordar el caldo’ a los convocantes, y esperar la iniciativa del Instituto Electoral del estado, el IEEG –a riesgo de lo que allí ocurra, porque no crea usted que escapa a la influencia del oficialismo estatal.

Y tampoco es que la candidata morenista, en su mensaje, haya incurrido en despropósitos.

Hace unos días, en relación con cosas mucho más importantes que un debate político, el asesinato de la candidata de Morena a la alcaldía de Celaya, Gisela Gaytán, advertimos aquí del recrudecimiento de la campaña por la gubernatura de Guanajuato. El escandalito de este martes va en ese sentido. Los tiempos apremian y la distancia entre ambas aspirantes, Libia y Alma, no parece insalvable. Desde ya, las alusiones cotidianas que se adivinan, avivan las expectativas: A ver ‘aquioras’, IEEG.

Salvado el trámite, camino a los abrazos del postdebate, Libia García, diría que “Este tipo de ejercicios nos permiten contrastar propuestas e ideas, y queda claro que cuando no viene una candidata, pues seguramente no tiene nada que contrastar”. Y ya. 

Yulma, en ‘X’, preguntaba: ¿Dónde el after?

A’i pa’lotra

Los platos rotos, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, CCEL, Roberto Novoa Toscano -los mismos apellidos de David, presidente del Patronato de la Feria de la ciudad, qué chistoso, León, con su millón 721 mil 215 habitantes, al Censo Inegi 2020-, negó un cambio en el formato del debate, como alegó Alma. Lamentó, claro, la inasistencia. Sus pares hicieron lo propio.

De lo que quedó, bueno…

Libia se describe como abogada, panista y de convicciones. A pregunta dificilísima, responde que no ofrecería cargo público al fiscal Zamarripa. Destaca el impulso a la tarjeta rosa para las mujeres y su estrategia metropolitana de seguridad

Yulma advierte que ella sí marca la diferencia. Que no comete ilegalidad al no pedir licencia –es diputada local- durante su campaña –“no es ético, pero es legal”, diría el clásico albiazul-. Que los programas sociales no resuelven la pobreza. Asegurar el derecho a estudiar la preparatoria. El rezago social es insultante. La SEDESHU solo administra la pobreza e impulsa a su candidata. Una fiscalía especializada en delitos contra las mujeres. Una unidad especial que atienda los delitos contra los policías. Ah, y que no llevaría a ningún priista a su gabinete.

En su mensaje final.

Yulma: “Guanajuato está en números rojos, y la relación con el PAN no es rentable.”

Libia: “Voy ganando en todas las encuestas. La gente sabe dónde hay visión.”

“Alma, no está; Alma, se fue…”

(A)La Jaula

Voz autorizada

Y mientras tanto. El presidente Andrés Manuel López Obrador, con harto tiempo libre por ahora, recomienda a las y los candidatos no utilizar tanto la propaganda electoral. Salgan a encontrarse con las personas en sus localidades para conocer sus necesidades. Que un consejo no se le puede negar a nadie, dice. No funciona la propaganda. Lo que funciona es tener comunicación con la gente, no menospreciar al pueblo, respetar al pueblo, no estar pensando que se puede manipular al pueblo, hablarle al pueblo con la verdad, con franqueza. Bueno, el ganó, de calle. A lo mejor es cierto…

Correspondencia: [email protected]

‘X’: TigresDePapel