Es Lo Cotidiano

Plasman mujeres sus historias de vida en lienzos

Plasman mujeres sus historias de vida en lienzos

León, Gto. Más de 100 mujeres pertenecientes a la ‘Red de Mujeres sin Violencia’ plasmaron sus historias de vida durante el taller ‘Identidad y lienzo’ que organizó el Instituto Municipal de la Mujer (IMM).

Cada una de las participantes escribió y bordó una frase o palabra basada en la técnica de la artista Elena Martínez-Bolio, invitada por el IMM en colaboración con la Universidad De La Salle Bajío. 

Durante el taller, la facilitadora impartió algunas charlas como la desnaturalización de la violencia de género y la indignación, como fuerza y cambio; con lo anterior las mujeres contaron una parte de su historia respecto a la violencia que en algún momento vivieron o que actualmente viven.

Graciela Nieto Urroz, directora general del IMM comentó que la técnica para abordar la violencia es una herramienta distinta y creativa que motiva a las mujeres a contar su historia y darse cuenta de que la violencia no se trata de un caso en particular, sino de cientos de mujeres que a diario piden ser escuchadas.

“Después de 400 años una mujer encabeza esta Administración, una lideresa que también tiene toda una historia qué contar; este es un periodo de cambio, un hecho histórico en el trabajo con la población femenina de León. Nunca se había tenido una participación tan grande de mujeres, más que decir un número y una inversión en el trabajo con perspectiva de género presumimos la obra social, un ejemplo latente es la red de mujeres sin violencia”, dijo Graciela Nieto.

Virginia Marié Magaña Fonseca, presidenta del Consejo Directivo del IMM dijo a las mujeres que se dejaran llevar por su identidad, “sean ustedes, experimenten con los lienzos, plasmen lo que sienten, hoy hay que dejarnos llevar por el hilo y hacer de nuestras historias, una experiencia para ser mujeres empoderadas y con decisiones firmes”.

Como parte de las actividades del taller las mujeres de las colonias Las Joyas, Vista Hermosa, San Miguel, Vibar, Villas de San Juan, Los Castillos, Valle de San José y Diez de Mayo, conformaron mesas de trabajo en las que compartieron sus anécdotas, realizando representaciones en el que señalaron los tipos de violencia de las que han sido receptoras. 
También reconocieron su capacidad de agredir, como resultado de las violencias vividas y que en muchas ocasiones la reflejan hacia otras mujeres.

En los grupos algunas mujeres fueron enredadas con estambre por sus compañeras de pies a cabeza, dejándolas inmovilizadas como ‘símbolo’ de violencia. Al final la mujer enredada compartió su experiencia y al mismo tiempo las demás se identificaron con el proceso de impotencia, inmovilización, indefensión y opresión. 

María Amalia Rojas Rangel, integrante de la red de mujeres sin violencia comentó, “me sentí impotente al momento de que me enredaron, yo quería hablar y no podía porque tenía estambre en la boca, quería ver y no podía ver porque también me pasaron parte del estambre en mis ojos; por un momento me sentí sola porque nadie me hacía caso por más que hacía señas”.

“Al final pedí apoyo para que me desenredaran y es lo mismo cuando pasas por un hecho violento en tu vida, hay veces que no puedes sola y debes solicitar apoyo, en este caso yo me acerqué al Instituto Municipal de la Mujer”, dijo María Amalia.

Las participantes recibieron por parte de Elena Martínez-Bolio un huipil en el que simbólicamente las mujeres deberán cuidar y defender la prenda como parte de su personalidad, identidad y dignidad; alentándolas a denunciar cualquier tipo de violencia en su contra y generar entre las mismas mujeres una alianza para no violentarse entre ellas y actuar con sororidad. En el huipil las mujeres pudieron ver diversos dibujos, frases y versos que reflejan el sentir de las mujeres. 

Elena Martínez- Bolio, artista yucateca expresó que el taller les recordó a las mujeres quiénes son, porque quizá algunas ya lo habían olvidado, “el arte es la espiritualidad sin culpa y así quiero que se sientan las mujeres. Con la técnica del bordado en el huipil nos remendaremos y tendremos una nueva visión”.

También asistió Mari Carmen Aranda, coordinadora de ‘Mi Museo Universitario De La Salle Bajío’.
 

Comentarios