jueves. 26.05.2022
El Tiempo
Es Lo Cotidiano

UN RATITO DE TENMEALLÁ

Halley (2012) de Sebastián Hofmann

Isaac Raúl Zepeda Romo
Halley (2012) de Sebastián Hofmann

La muerte andante, caminando y cansada, así la trae Beto (Alberto Trujillo). Beto está muerto, pero se maquilla para que no se le note, para que en su trabajo no le digan nada. Es vigilante nocturno en un gimnasio de 24 horas. Un día Beto ya no puede consigo mismo y quiere renunciar a su trabajo, pero ese es el problema, a los vivos no se les puede decir que no, no puedes estar muerto porque eso es un no a la vida. Silvia (Lucy Trueba), su jefa, le pide una semana más de trabajo, semana en que lo seguimos a través de su muerte, para ver cómo vive con ella, cómo se le ha hecho costumbre.

La película apenas y alcanza la hora y media de duración, un poco menos. Sin embargo, el recorrido en ella no es fácil, no es rápido. Porque el personaje principal es lento y callado, nos impone su quietud, lo que da ciertos aires de minimalismo a la película. El audio nos pone en tensión, se precipita para resaltar ciertas situaciones. Y a esto se añaden algunas tomas que desenfocan totalmente la imagen durante un rato, de repente ya no vemos nada, mas sí sabemos muy bien lo que está pasando, y eso es lo terrible. Nos incluye de esta forma en la desesperación, ya sea la del personaje o la del espectador.

Esta película es una de las representantes de lo que es la actualidad del cine mexicano. Viene acompañada de otras que han salido a la luz en los últimos años, tales como Post Tenebras Lux de Carlos Reigadas y Heli de Amat Escalante, aunque no deja de traer temas y estilos propias del director. Para entrar un poco en la visión/intención de Hofmann en esta película, ayudaría darle una checada a su cortometraje Jaime Tapones (2011), con teclearlo en google sale.

Tres cosas: 1. El nombre viene de una referencia al cometa Halley, aludiendo a la co-incidencia: mismo lugar y el cometa sigue dando vueltas, como testigo, mientras la muerte aquí nos acaba. 2. El final es complicado, de repente vemos tomas del mar muy azul y frío desde un barco, vemos glaciares y paisajes árticos, es difícil relacionar esas imágenes con las que se dan durante todo el film, pero está bien que el director se dé esos lujos, ya qué. 3. El tema original de la película me gusta mucho y me parece ad hoc: voz sufrida y enunciando lo difícil, mortuorio ritmo y solos. Se lo debemos a Zaratustra Vázquez y se llama Parte de mí, otros teclazos no hacen mal.

Comentarios