Es Lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

Regalos al enemigo, de Sara Juárez

Jaime Panqueva

Regalos al enemigo, de Sara Juárez

Regreso de unas reconfortantes vacaciones para encontrar pendiente entre los libros recientes uno de cuentos presentado hace algunas semanas en Irapuato por Cartonera La Cecilia. Para no mezclar peras y manzanas, o mejor, poesía y cuento, preferí hacer el comentario aparte a este trabajo de Sara Juárez que reúne cinco relatos muy breves, pero también muy comentables por la mirada particular, entre la crítica y la decepción que sustentan mundos donde la incertidumbre es el acicate que le tuerce el rabo a la anécdota. No tenemos certeza de aquello que nos depara el futuro, como le sucede en Desilusión a un pariente del traje gris de Francisco Tario; o al padre que cultivaba una hija modelo, en el cuento que da nombre al volumen.

Juárez baraja las expectativas de los lectores y las de sus personajes; juega con las aspiraciones sociales de María Teresa Burgos, protagonista de Prueba irrefutable, quien ante la inminencia de la muerte realiza un postrero gesto que asegura su buen nombre. La autora se ríe de la hipocresía en el cuento, Escúchanos Señor, a través del castigo divino que evoca en su tratamiento al cuento de Alberto Chimal, Manda fuego. También, se pasea entre el campo del horror y el suspenso, en un homenaje al clásico cuento breve Knock de Fredric Brown, parafraseado luego ingeniosamente por Ron Smith: Juárez nos presenta al último hombre sobre la tierra, en El final. Entre la ambigüedad del lenguaje y la tarea interpretativa del lector, Pelea desigual ensalza esa pequeña épica cotidiana, manantial inextinguible de la ficción.

Esta breve muestra de la producción de la irapuatense Sara Juárez anima a esperar futuras creaciones, y esboza una voz crítica que sabe emplear las herramientas narrativas para abrirnos a nuevas posibilidades.

Si desea más información sobre Cartonera La Cecilia, la encontrará aquí.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

[Ir a la portada de Tachas 169]

Comentarios