Es Lo Cotidiano

POESÍA

Recorrido

Daniel Arriaga

Daniel Arriaga

Salgo de la fábrica,
de una bodega florece un cadáver en llamas,
dentro olía a fluido de máquina,
afuera, los jornaleros vienen con su cansancio sobre los hombros
sucesión de parcelas cambiándose la camisa
bandadas entre las nubes
y nubes escondidas en los maizales.
Los dones que viajan en bicicleta
tienen por corazón una bestia de carga.
Llega el camión, rinoceronte en un camino de polvo,
el chofer tiene anillos de calavera,
los raperos huelen a marihuana
hablan de lugares donde rayan visiones
para cifrar los parajes por donde se conduce la muerte.
Destapar la cortina y descubrir
las múltiples caras de lo cotidiano:
perros que reconocen el tufo del tedio en el viento,
un claxon suena a ventana rota,
lo que no canta enraíza en las esquinas,
antes de bajar
me miro en el espejo y saco la lengua,
sobre el asfalto el sol es una pupila dilatada,
vendedores de frutas le chiflan a la suerte,
jóvenes con cuerpos de llovizna
hacen de las flores pesadillas,
peregrinación de ataúdes con uñas creciendo.
Los coches vuelan,
el loco mira a ambos lados,
las niñas juegan al resorte en la banqueta,
los titulares de los periódicos señalan
que los animales están inmigrando a realidades paralelas,
donde los árboles
crecen en los ojos de los asalariados,
detrás de algún vidrio una mujer llora.

Llego a casa
a estirar los pies frente al televisor,
entonces las cosas se detienen.




***
 

Daniel Arriaga. Originario de Celaya, Gto. Le gusta llenar libretas con escritos que en algún momento se puedan convertir en poemas. Pertenece al colectivo de escritura Esparadrapo.

[Ir a la portada de Tachas 341]

Comentarios