Lunes. 24.02.2020
El Tiempo
Es lo Cotidiano

POESÍA

No pienses en elefantes rosas

Omar Rivera
Tachas 348
Tachas 348
No pienses en elefantes rosas

No es la mentira sino la verdad lo que asesina a la esperanza.
Jerzy Andrzejewzky


 

No pienses en una mujer
No veas las morenas parvadas de deseo que ciñen su cuerpo ni desees la inmensidad que se dibuja en las fronteras de sus ojos. No la escuches cantar High & Dry. No te contagies de su risa
No pienses en un hombre
No te estremezcas con la cadencia de su voz ni te intimides con su mirada. No supongas que duerme poco ni que sueña con gatos de Remedios Varo. No le sonrías ni le coquetees. No te embeleses en las enredaderas de su conversación. No rías con sus bromas
No observes a esa mujer que escribe cartas para el hombre le envía mensajes de buenas noches y de buenos días y de buenas tardes y de cómo va tu día. No la veas cuando garabatea el nombre de este hombre en papelitos amarillos. No pienses que él recorta fotografías de revistas para intercambiarlas con ella por basura. No te des cuenta que lo hacen a diario
No pienses en ellos cuando hacen el amor. No imagines que aprietas sus nalgas ni que mojas tus los labios en sus labios. No jadees ni jales su cabello. No erices tu piel cuando el orgasmo los convulsione. No te duermas en sus brazos
No pienses en una mujer cansada de escribir tantas veces el nombre del mismo hombre. No la notes fastidiada por el calor ni molesta por el frío. No la escuches quejarse del sobrepeso ni del hambre. No insinúes que rehúye la mirada cuando él dice «te siento extraña». No intuyas que fantasea con otros brazos. No la descubras al consolarse en lugares desconocidos. No supongas que se embriaga en la boca de alguien más. No la veas tener orgasmos en una cama desconocida. No la observes mientras cuida el Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar
No comprendas lo que sucede. No te preguntes por el amor ni por los te quiero.
No
No pienses en elefantes rosas




***
Pedro Omar Rivera Montero estudió filosofía en el Centro de Estudios Filosóficos Tomás de Aquino y creación literaria en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Ha sido becario del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) y miembro del Seminario para las Letras Guanajuatenses Efraín Huerta y Efrén Hernández. Autor del poemario El ser del sur y del libro de fotografía y poesía Intuiciones de lluvia. Es antólogo, junto a José Manuel Ortíz, de El Tótem de la rana. Catapulta de microrrelatos. Ha colaborado en diferentes antologías de cuento y poesía.

[Ir a la portada de Tachas 348]

Comentarios