Los libros cumpleañeros [III]: 1971 • Fernando Cuevas

Cerramos la celebración, ahora repasando algunos que cumplieron cincuenta años en este 2021

El Exorcista
El Exorcista
Los libros cumpleañeros [III]: 1971 • Fernando Cuevas

Los libros cumpleañeros [I]: 1971
Los libros cumpleañeros [II]: 1971


El hombre de los dados provocó polémica por la crítica que plantea al mundo de la siquiatría a través de su personaje, un cínico médico que decide dejar de lado toda racionalidad en la toma de decisiones para dejarlas al azar según los números que salieran en el par de dados lanzados a alguna superficie: la clásica Such a Shame de Talk Talk se derivó de esta novela escrita en tono autobiográfico con buena dosis de humor negro, firmada por el protagonista Luke Rhinehart, pseudónimo de George Cockcroft. Otro profesional de la salud mental en crisis personal es el protagonista de Amor en las ruinas, mirada punzante, cortesía de Walker Percy, a la forma en la que la sociedad se ha ido desmoronando desde sus mismas entrañas sin aparente remedio, a menos que surja una cura mágica-mística para los males espirituales.

Agatha Christie puso a trabajar a su querida Mrs. Marple tras recibir una extraña carta póstuma de un amigo, pidiéndole que investigue un crimen: Némesis es de las mejores obras en las que aparece la distinguida, firme e infalible detective. En el terreno del horror, vieron la luz entre las tinieblas El exorcista, la afamada novela de William Peter Blatty basada en un exorcismo ocurrido en 1949 y que inspiró la impactante película de William Friedkin, y La casa infernal de Richard Matheson, un clásico de la temática de hogares embrujados en donde un grupo de personas entra a una mansión para investigar qué es lo que en realidad sucede ahí. Además apareció El otro, historia de Thomas Tryon en la que un par de gemelos con poderes telepáticos parecen ser protagonistas de las muertes y desapariciones que están teniendo lugar en un pueblo de Nueva Inglaterra.

El gran autor estadounidense Don DeLillo debutó con profundidad vía Americana, certero retrato de su país a través de diversas postales que va recuperando un joven ejecutivo televisivo que parecía tener todo lo que se relaciona con esa entelequia llamada éxito, pero que al darse cuenta de sus carencias, se lanza a realizar un documental que capture esa inasible y acaso inexistente esencia de una nación fragmentada. Desde otra mirada, Wallace Stegner se hizo acreedor al Pulitzer el año siguiente con Ángulos de reposo, relato que retoma las cartas de la artista Mary Hallock Froote sobre la vida en el oeste estadounidense, donde el protagonista, un profesor e historiador, indaga la vida de sus abuelos, pioneros que a mediados del siglo XIX se mudaron a la agreste California, de paso retratando con cercanía todo el proceso civilizatorio.

Relatos pasados por sustancias mientas se supone que se está trabajando: Charles Bukowski compartió las estrafalarias experiencias de un conflictivo y borracho empleado del servicio postal, conocido como Chinaski, a lo largo de 19 años en Cartero, aclarando al final que tras dejar el trabajo, se iba a poner a escribir una novela al respecto, o sea, esta, escrita con total naturalidad como quien está contando anécdotas laborales; en tanto, Hunter S. Thompson, aprovechando su colmillo reporteril que determinó el llamado periodismo gonzo, perpetró Asco y miedo en las Vegas, historia con abundancia de drogas en la que un periodista y su abogado viajan a la capital del juego para realizar un reportaje: desde el inicio del viaje hasta sus últimas consecuencias, el alucine y la distorsión de la realidad están presentes.

La reconocida canadiense Alice Munro, mejor conocida por sus cuentos, escribió la novela La vida de las mujeres en aparente forma autobiográfica, aunque las temáticas no sean necesariamente sacadas de vivencias propias: desde entonces, ya se asomaba la enorme capacidad para penetrar en las motivaciones, deseos e inquietudes femeninas, mientras que por fin veía la luz Maurice, sensible relato de un amor homosexual escrito hacía más de cincuenta por E. M. Forster, quien prefirió que se publicara después de su muerte. Ursula K. Le Guin lanzó una fuerte crítica al uso del poder y de paso una advertencia sobre el deterioro medioambiental en La rueda celeste, en donde un hombre cuyos sueños pueden cambiar la realidad, cae en manos de un siniestro psiquiatra, desatando una paradójica y crucial batalla.

Como defensa del medio ambiente frente a las ambiciones empresariales, Dr. Seuss ideó a El Lórax, curioso personaje de baja estatura y tonalidades naranjas que habla en nombre de los árboles y advierte de los riesgos de la deforestación y la devastación de los recursos naturales: mensaje claro y contundente que sigue teniendo absoluta vigencia. Dos artistas más conocidos en el mundo la música y el cine, publicaron sendas obras, poniendo sus habilidades escriturales no al servicio de una canción o una película, sino directamente para la literatura: Bob Dylan integró diversos poemas en Tarántula, mientras que Woody Allen hizo lo propio con algunos de sus relatos en Cómo acabar de una vez por todas con la cultura.

En clave de thriller político que resultó una influencia presente en varias historias posteriores dentro del subgénero, Frederick Forsyth tejió Chacal, relato vertiginoso en el que el asesino a sueldo del título, ya llevado a la pantalla, es contratado para asesinar, ni más ni menos, que a Charles De Gaulle, justo el día del aniversario de la liberación de París. En tanto, Rabbit Reddux representó la continuación diez años después de las vicisitudes por las que atraviesa Harry Angstrom, abandona por su esposa e hijo, con un trabajo sin sentido y viviendo con su joven amante, mientras la guerra de Vietnam produce diversos estados de ánimo que tocan la puerta de su casa, descritos con la perspicacia acostumbrada de John Updike.

Se publicó El Orden del discurso de Michel Foucault, ponencia ofrecida cuando tomó la cátedra Historia de los sistemas de pensamiento en el Colegio de Francia, partiendo de sus clásicas nociones sobre el control y el poder, aquí reflexionando sobre cómo se redistribuye y domina socialmente el discurso, considerando el deseo y sus objetos, así como las palabras prohibidas. Desde sus ideas relacionadas con el condicionamiento operante, B. F. Skinner reflexionó sobre la naturaleza del libre albedrío de las personas, así como de la dignidad según la entiendan en contextos donde existe el control de diversas fuerzas sobre la conducta del individuo y sus posibilidades de decisión: Más allá de la libertad y la dignidad fue un texto provocativo, como cabría esperarse.

Eduardo Galeano analizó la situación de la región desde una perspectiva histórica, económica y política en relación con Europa y Estados Unidos en Las venas abiertas de América Latina, libro que se convirtió en intenso campo de polémica, incorporado como parte de sus batallas ideológicas por algunos, y menospreciado por otros dada su enfoque erróneo y limitado, de acuerdo con sus criterios. Iván Illich lanzó su fuerte crítica a la escuela como institución social en La educación desescolarizada, además de plantear algunas propuestas para el aprendizaje, más en forma de redes comunitarias que cuenten con recursos didácticos y tecnológicos y, sobre todo, interacciones entre personas que pueden apoyar a los aprendices interesados en desarrollar determinadas habilidades.

Los libros cumpleañeros [I]: 1971
Los libros cumpleañeros [II]: 1971

Comentarios