miércoles. 22.05.2024
El Tiempo
Es lo Cotidiano

ARTÍCULO

Amparo Dávila, un mundo aparte

Karla Gasca

Amparo Dávila, cuentos reunidos, portada
Amparo Dávila, cuentos reunidos, portada
Amparo Dávila, un mundo aparte


No cabe duda de que Amparo Dávila pasará a la historia como una de las cuentistas mexicanas más notables de la segunda mitad del siglo XX en Hispanoamérica. De enorme talento, su nombre se mantuvo discreto hasta la aparición del Premio Nacional de Cuento Fantástico, nombrado como ella en su honor.

Leer los cuentos de Amparo Dávila equivale a descubrir un mundo donde realidad y fantasía se entremezclan de forma tan sutil que no se sabe dónde termina una y comienza la otra. El Fondo de Cultura Económica (FCE) brinda la oportunidad de conocer este mundo construido a partir del rigor estético, la perfección técnica y el lado más oscuro de la esencia humana, a través de una recopilación de sus textos: ‘Cuentos reunidos’ (2009), que incluye un nuevo libro de cuentos titulado ‘Con los ojos abiertos’. 

En febrero de 2008, Amparo Dávila recibió un Homenaje Nacional en el Palacio de Bellas Artes por sus ochenta años de vida. En 2015 se le reconoció una vez más con la Medalla Bellas Artes por “crear una narrativa que explora las orillas del sueño, la locura y la muerte, enfrentando al lector con lo sobrenatural y lo siniestro al poner en evidencia la delgada línea que separa la cordura de la sinrazón”, según palabras de María Cristina García Cepeda, directora del INBA en ese entonces.

‘Tiempo destrozado’ (1959), su primer libro de cuentos publicado también por el FCE, logró impresionar a Julio Cortázar por la “madurez y el rigor literario en temas y tratamientos”. 

También en la ciudad de León se le reconoció en 2017 con el reconocimiento ‘Compromiso con las Letras’ durante la 28 edición de la Feria Nacional del Libro de León. Por desgracia no pudo estar presente porque su salud estaba delicada.

Su fallecimiento es una nube oscura en tiempos difíciles de por sí. Sin embargo, nos quedan sus cuentos y sus poemas como un bálsamo, como un incentivo, así como la certeza de que su nombre nunca se olvidará, que más bien será recordada como una de las decanas de la imaginación en México y una de las piezas clave de la literatura fantástica de Latinoamérica. 

[Ir a la portada de Tachas 358]