Es Lo Cotidiano

DISFRUTES COTIDIANOS

Disfrutes Cotidianos • Future Islands o el archipiélago del porvenir • Fernando Cuevas

Fernando Cuevas

Future Islands
Future Islands
Disfrutes Cotidianos • Future Islands o el archipiélago del porvenir • Fernando Cuevas

Empezaron a tocar juntos cuando eran estudiantes en la Universidad del Este de Carolina hacia el 2003. Samuel T. Herring en la vocal, el tecladista Adam Beeby, el bajo y guitarra de William Cashion (la mitad del dueto tiempo después Peals), los muy presentes teclados de Gerrit Welmers (quien también tiene su proyecto Moss of Aura) y las percusiones de Kymia Nawabi se conjuntaron en primera instancia para ofrecer algunas tocadas estudiantiles. Para el 2006, Herring, Cashion y Welmers continuaron juntos y nombraron Future Islands a su asociación, de paso invitando al incisivo bajista Erick Murillo, miembro de la banda The Kickass y acá efímero responsable también de la rítmica electrónica; autoeditaron el EP Little Avances (2006), cuyo título explica bien el alcance del primer paso.

Poco a poco fueron consolidando su sello característico: un synthpop que bebe desde las fuentes primigenias de Kraftwerk hasta de ecos ochenteros actualizados para el nuevo milenio, provenientes de New Order, Orchestral Manouvers in the Dark, Pet Shop Boys y Alphaville, entre otros, tal como se advierte en su primer largo, Wave Like Home (2008), todavía con Murillo, quien dejó la banda cuando se trasladaron a Baltimore. Tras Pangea, funcionando como una inesperada introducción electropunketa, pronto se impone el tono dinámico en Old FriendHeart Grows Old y Beach Foam, conducidas por una base rítmica tan asentada como saltarina, según el enfoque, soportando los juegos de los teclados y esa voz que se desgañita y que vuelve a emerger, clamando por juventudes pasajeras cual pequeño soñador, cerrando el álbum a media luz.

Tras firmar con Thrill Jockey, grabaron los EP’s In the Fall (2010) y Undressed (2010), conformados por cuatro cortes cada uno, incluyendo alguna distracción propia de los Virgo en plan onírico, y presentaron su segundo largo con algunas de esas canciones titulado In Evening Air (2010), planteado en tesitura new wave y ahondado más en su estilo, cada vez más distintivo, a pesar de la gran cantidad de bandas con quienes se les podría comparar (InterpolHot Chip y The War On Drugs, por ejemplo) y estableciendo alianzas con gente como Dean Deacon. Teclados descendentes formando cascadas sonoras y guitarras sutiles para ser atravesadas por puertas giratorias que nos atrapan en nuestros propios dramas, acaso buscando un corazón como el hombre hojalata o un pasado que se diluye tras un largo recorrido, como en la directa An Apology y en Long Flight, con letras influidas por la poesía de Theodore Roethke, presente a lo largo de su discografía.

Continuaron con On the Water (2011), de carácter más fluido y tendiendo al área luminosa del romance en tiempos de relaciones líquidas, tal como se deja escuchar en Before the Bridge con todo y su revoloteador bajo; la paciente y reflexiva Where I Found YouGive Us the Wind en tono petitorio con una guitarra asomándose por la ventana, y Balance, justo encontrando el equilibrio entre tiempos y momentos, con unas vocales que pueden ir del tono épico a una acuática melancolía. Herring, por cierto, aprovechó el momento para darle cauce al hipopero que lleva dentro a través de Hemlock Ernst, proyecto paralelo como The Snails, formado con Cashion y otros músicos de Baltimore y que ha dado un par de frutos: el EP Worth the Wall (2013) y el largo Songs From the Shoebox (2016).

Fichados por la disquera 4AD y de la precisa mano productora de Chris Coady, entregaron el brillante Singles (2014), obra que los colocó en definitiva dentro del radar mediático y muchas orejas atestiguaron estos cambios de estaciones emocionales, impulsadas por una presentación en el show de David Letterman que se volvió icónico. Melodías evocativas, instrumentaciones complementarias en lo justo y una producción depurada, además de la infaltable carga sensible de las letras, convirtieron a este disco en un de los mejores de aquel periodo. Desde el hit abridor, canción del año para varias publicaciones especializadas, el disco fluye sin parar, entre sabias esperas y velocidades diversas, quizá para ver el sol desde lo alto del faro iluminador y desde ahí rendir homenaje a los ancestros y no caer de la gracia del espíritu. Un disco titulado de manera exacta.

Herring, ya con una mayor fama a cuestas, participó como vocal invitado en canciones de Clams CasinoDu Blonde yBadBadNotGood, además de formar otra asociación de Hip-hop ahora con el gran Madlib, sin dejar de lado su anterior sobrenombre para el contexto del género. Con Debbie Harry como invitada de lujo y tras un proceso de grabación en un contexto de soledad, entregaron con hermosa portada cortesía de Kymia Nawabi, The Far Field (2017), consistente álbum que extendió la reputación ya ganada del trío, ahora producidos por John Congleton, brindando su prístina capacidad auditiva que colaboró para que canciones como Ran y Cave potenciaran su impacto sonoro con la acostumbrada ductilidad del bajo y las milimétricas rítmicas electrónicas, como si Aladino levantara el vuelo en kinética alfombra orquestal.

Ya como cuarteto gracias a la adhesión definitiva del baterista Mike Lowry, compañía frecuente en las giras, firmaron As Long As You Are (2020), obra en vertiente más meditativa y en la que las baladas toman un lugar preponderante, abriendo espacio para profundizar en la sentimentalidad de las letras. For Sure anuncia su llegada y va soltando hilos que se entrelazan con Born in a War, acaso en plenos preparativos para enfrentar el rostro citadino tras impactar en la costa a la luz de la luna. Las súplicas, tomas de conciencia y búsquedas de tiempos extraviados en los recuerdos, se entreveran en canciones que se desenvuelven con la necesaria calma para percibir todo el contexto. Future Islands se encuentra en México.



 

[Ir a la portada de Tachas 485]

Comentarios