Es Lo Cotidiano

POESÍA

Tachas 502 • Dos mimos al teléfono • Ramiro Lomelí

Ramiro Lomelí

Imagen ceada con IA
Imagen ceada con IA
Tachas 502 • Dos mimos al teléfono • Ramiro Lomelí

XII

La sangre verde de los pájaros 

una montaña de paracetamol 

el sermón no verbal del Mono Dios

Bing Bang por las ferias, 
llevar en brazos un pez en agua 
por el desierto; 
entonces, las palabras, sirenas desesperantes, 
cantarán sus canciones en vano; 
huelen a muerte, las palabras, a responso, 

los gatos asoman por nuestros ojos 
a esta vida pendeja 

un niño que mate al gobernante
con elefantes de caramelo 
venenoso, 
sin programa, 
sin filosofía.


XV

Al atardecer miro en cuclillas 
a los pájaros que saltan por el suelo,
científico hombre de las cavernas; 
tienen sangre de neón, 
los pájaros, 
pero no es razón para iniciar 
una reforma eléctrica; 
los leones se creen flores 
después de tragar vivo a un cervatillo; 
no quiero saber cómo dividir 
a los payasos matemáticos; 
por lo que a mí respecta 
debiera otorgarse 
honores de Estado 

los pianos.


XLI

Fui el niño 
que mordió la teta a la Virgen,
y fui gato, 
conejo sabio, 
caballo en el río; 
fui el viejo rosa que salía a asolearse 
con ojos de hielo, 
fui la implosión risueña 
de los enanos, 
fui el oso que tragó 
a San Francisco de Asís; 
les vendía mi nombre 
a los reporteros de nota roja.  






***
Ramiro Lomelí. (Barra de Navidad, Jalisco. 1965.) Poemas incluidos en el libro en proceso Dos mimos al teléfono, de editorial Espina Dorsal.





[Ir a la portada de Tachas 502]

Comentarios