Es lo Cotidiano

GUÍA DE LECTURA

Guía de lectura • Feralis, de Víctor Hugo Pérez Nieto • Jaime Panqueva

Jaime Panqueva

Feralis, Víctor Hugo Pérez Nieto
Feralis, Víctor Hugo Pérez Nieto
Guía de lectura • Feralis, de Víctor Hugo Pérez Nieto • Jaime Panqueva


Kasper Hauser fue un extraño personaje que apareció en un pueblo de la franconia bávara por el lejano 1828. Harapiento, en estado salvaje y sin la capacidad de hablar, sólo poseía un papel donde venía mencionado su nombre. Se determinó que había crecido en completo aislamiento. Se alimentaba sólo con pan y agua; le daban asco la carne y la leche que le fueron ofrecidas al ver su lamentable estado de desarrollo. Mucho se especuló sobre sus orígenes y más sobre su muerte a cuchilladas unos años después, pues nunca se pudo determinar quién había sido su agresor ni los motivos del crimen. Aunque diversas tesis sostienen que se trataba del nieto de Napoleón I de Francia y legítimo aspirante al trono del ducado de Baden, su nombre finalmente se asocia a un síndrome causado por la crianza sin afecto paterno o sin contacto con otras personas.

El producto de estos abandonos es el motor de Feralis (IEC, 2013), novela ganadora del Premio Nacional Jorge Ibargüengoitia 2012, de la cual pude hacerme a un ejemplar en la pasada Feria del Libro de Irapuato gracias a las ventas de saldos de Ediciones La Rana, y que devoré con gran gusto, pues me hizo viajar a los climas tropicales de Tabasco o a las lejanas tierras del Perú.

Su autor, Víctor Hugo Pérez Nieto, acambarense, médico y columnista de evangelios quincenales, tan recomendables como esta historia de encuentros con personajes feroces, supervivientes del abandono y la miseria humana. El Farmacéutico, que narra sus encuentros a lo largo de varias décadas con varios de estos personajes dejados de la mano de la sociedad, establece una relación fraterna con el sabio orate Francisco Teneflor, cuyas desventuras amorosas y adicciones nos harán saltar de una aventura a otra donde monstruos letales, como Balam el Diprosopus, se alternan con mundos subterráneos sobrevivientes de las hordas del revolucionario Tomás Garrido Canabal.

La prosa veloz de Pérez Nieto amalgama la fantasía, la historia y los paisajes, con una visión desencantada de una civilización que margina individuos, como Teneflor, con cualidades especiales que no puede ponderar. Se cuestiona con frecuencia las etiquetas sobre salud mental. ¿Quiénes están en realidad cuerdos y quiénes merecen estar encerrados en el manicomio? Así como la supuesta mala vida de los locos indigentes, cuya única salida tras dejar la calle a la fuerza y pasar por el agua, el jabón y la ropa limpia, consiste en una muerte misteriosa, quizá a manos de la asepsia.

No creo que existan todavía ejemplares comercializables de Feralis, pero tras su lectura no sólo me parece un libro recomendable, sino también perfectamente reeditable.

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com


 

 [Ir a la portada de Tachas 429]

Comentarios