domingo. 26.05.2024
El Tiempo
Es lo Cotidiano

La Champions 2024 [III]: La ida de la semifinales

Real Madrid
Real Madrid
La Champions 2024 [III]: La ida de la semifinales

Se jugaron los primeros partidos para definir a los finalistas de la presente edición de la Champions con la participación de dos cuadros alemanes, a pesar de no estar viviendo su mejor momento a nivel selección, uno francés y el español de (casi) siempre.

Empate a favor de la visita

Dos equipos legendarios de Europa que atraviesan altas y bajas pero que siempre están en la palestra, se enfrentaron en la Arena Allianz en el primer partido de estas instancias. El Bayern Munich salió con la mira y la convicción puesta en el arco de enfrente, atacando y lanzando presión alta. El dominio funcionó y las llegadas se fueron presentando con asiduidad pero sin concretar: perdonaban justo al equipo que nunca hay que perdonar. El Real Madrid aguantaba desde las profundidades de su territorio.

Y así fue. En pase de billarista de Kroos, partiendo la defensa por la mitad, Viníciuis quedó solo frente a Neuer para abrir el marcador ante la sorpresa de todo mundo, incluidos los propios madridistas. O quizá no: es la fórmula que se ha hecho habitual durante los últimos años, consistente en ser dominados, aguantar en la zona decisiva y mandar a sus brasileños al frente para definir. Fue un duro golpe para los de casa, sobre todo por el infructuoso esfuerzo realizado, si bien pronto volvieron a lo suyo y, como buen equipo teutón, siguieron jugando sin que el marcador los afectara y alejando el sentimiento de frustración.

Fue en la segunda mitad cuando la justicia apareció gracias a una gran jugada de Sané quien, ahora sí después de tener un par al inicio del juego, colocó su disparo pegado al poste para emparejar el marcador al 53’ y alborotar al respetable que no dejaba de apoyar. El impulso alcanzó para que cuatro minutos más tarde, Kane convirtiera con solvencia el penal cometido por Lucas Vázquez a Musiala para darle la vuelta a un marcador más congruente con el desempeño en el campo, como el exhibido por el austriaco Laimer, presente en todo el campo y ganando cuanto duelo se le presentaba. No parecían incómodos ninguno de los equipos con este resultado para enfrentar la vuelta en la capital española.

Pero, siempre hay un pero con el equipo Merengue: el central coreano Min-Jae derriba en el área a Rodrygo para que Vinícius ejecute con seguridad y empareje el encuentro a poco menos de diez minutos del final. Así, con un par de penales se concretó la igualada a dos tantos por bando, dejando todo para el partido de vuelta con cierta ventaja para el equipo español, con todo y que sus rivales están acostumbrados a plantarse en cualquier cancha y jugar como acostumbran.

Por la mínima

El Borussia Dortmund recibió al Paris Saint-Germain en el primer juego de la serie, bien cobijado por su incansable afición que parecía conformar un enorme panal. Los primeros minutos fueron veloces con un mayor control de los de casa y con un Dembélé mostrándose al frente sin inquietar demasiado el arco del anfitrión, que buscaba dominar de a poco entre un disputado desarrollo. Fue un instante antes de la media hora, justo cuando el equipo parisino se asentaba en el campo, que apareció un aviso por parte de Brandt, mismo que antecedió al gol de Füllkrug, recibiendo una pelota larga y clavando un zurdazo a ras de pasto desde el centro del área que se coló en el arco de Donnarumma. El resto del tiempo se diluyó con alguna llegada del equipo teutón, que seguía en plan vertical y buscando alternativas varias, sin mayores consecuencias.

Desde el arranque del complemento, el equipo francés se lanzó para buscar el empate y cerca estuvo de lograrlo vía Mbappé, dejando una pelota en el poste. Impulsados por Sancho, los de casa fueron recuperando el aliento tras quince minutos de agobio y empezaron a generar llegada sobre todo por conducto del anotador del gol, ahora fallando en el momento decisivo, tal como le sucedió a Dembélé, a punto de lograr el empate a veinte del final. Conforme se acercaba el final, ambos equipos se fueron guardando, si bien Brandt tuvo la suya pero Marquinhos se atravesó para mantener la puerta cerrada. Todo queda pendiente para el partido de vuelta.